Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco años después con "el mismo amor, la misma ilusión y el mismo compromiso"

Los Príncipes de Asturias, a su llegada a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando donde han presidido la entrega de las becas para estudios de postgrado en el extranjero de la Fundación Caja Madrid. EFEtelecinco.es
Los Príncipes de Asturias continúan sintiendo el "mismo amor, la misma ilusión y el mismo compromiso", ha manifestado este mediodía Doña Letizia, con motivo de cumplirse hoy el V aniversario de su enlace matrimonial con Don Felipe.
El Heredero de la Corona y su esposa conversaron informalmente con los periodistas al término de la entrega de las becas para estudios de postgrado en el extranjero que concede Caja Madrid, en una ceremonia celebrada en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
Los Príncipes, que han comenzado el día cumpliendo con la agenda de trabajo institucional como representantes de la Corona, han recibido en persona la felicitación de los asistentes al acto y públicamente de parte del director de la Fundación Caja Madrid, Rafael Spottorno.
Don Felipe y Doña Letizia pasarán el resto del día en privado y estarán el mayor tiempo posible con sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía, con las que mañana asistirán a la Primera Comunión de Pablo y Miguel Urdangarín y Borbón, hijos de la hija menor de los Reyes.
La ceremonia religiosa se celebrará en la iglesia de los Capuchinos de Sarriá, en Barcelona, ciudad en donde tienen actualmente su residencia los Duques de Palma de Mallorca que próximamente trasladarán su domicilio a Estados Unidos.
Los Príncipes de Asturias se casaron el 22 de mayo de 2004 en la catedral de la Almudena de Madrid y, después de depositar el ramo de novia ante la patrona de la capital, Nuestra Señora de Atocha, celebraron el banquete en el Palacio Real, aunque se suspendió el baile nupcial por respeto a las 190 víctimas del atentado y a sus familias del 11-M.