Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado deja de pagar a los guardias civiles destinados en Canarias y Baleares el viaje a la Península por vacaciones

La Dirección de la Guardia Civil argumenta que las islas cuentan con una red de transporte que permite trasladarse igual que en el resto de España
El Estado ha dejado de pagar desde este miércoles el viaje anual que desde 1974 venía abonando a los guardias civiles destinados en Canarias o en Baleares para que pudiesen pasar las vacaciones en sus lugares de origen en la Península. A través de un escrito, la Dirección General de la Guardia Civil explica esta decisión diciendo que "en la actualidad las islas cuentan con una importante red de transporte, tanto aéreo como marítimo que permite el traslado en similares condiciones a las del resto de ciudades españolas".
En ese sentido añaden que "como resultado de haber desaparecido los motivos que en el pasado justificaron estos viajes quedan tácitamente derogados" los acuerdos alcanzados en su día sobre este asunto. De este modo, "a partir del día 1 de agosto de 2012, los viajes vacacionales del personal destinado en Canarias y Baleares dejarán de ser subvencionados por la Dirección General de la Guardia Civil".
El escrito recuerda que esta iniciativa se implantó "con el fin principal de paliar, en la medida de lo posible, las dificultades que conllevaban el vivir en un archipiélago con respecto a la Península. Es por este motivo que el personal del Cuerpo con destino en los archipiélagos canario y balear ha venido disfrutando de un desplazamiento vacacional anual a la Península y regreso por cuenta del Estado".
Pero ahora la Dirección General de la Guardia Civil cree que "han desaparecido los motivos que en el pasado justificaron estos viajes", según dice, "gracias al aumento y mejora de las infraestructuras de las que se ha dotado a los archipiélagos".
Para la asociación profesional Independientes de la Guardia Civil (IGC), el Gobierno demuestra "falta de valentía" al no asume "que la medida es consecuencia de la situación de crisis de deuda del Estado". "Una vez más los guardias civiles, como sector más desfavorecido, entre los funcionarios, va perdiendo los pocos derechos o prerrogativas que les quedaban, sin que obtengan ninguna mejora o contrapartida", denuncian.
Desde esta asociaciones piden al Gobierno "una moratoria para todos aquellos guardias civiles que en lo que resta de año no han disfrutado del pago del transporte a la península como consecuencia de las vacaciones, ya que ello provoca un agravio comparativo con respecto a aquellos que hasta la fecha 1 de agosto actual, ya han disfrutado de ese beneficio retributivo en especie".