Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los detenidos de ETA planeaban un secuestro

En declaraciones a la Cadena Ser, el ministro del Interior ha explicado que los grilletes hallados en la casa rural de la Baja Normandía (Francia), en la que fueron arrestados tres etarras, no es algo de lo que habitualmente dispongan los comandos de ETA. Este hallazgo refuerza, según el ministro, la hipótesis de un secuestro de la que él mismo advirtió recientemente.
No obstante, el titular de Interior ha señalado que por el momento no hay novedades tras la operación llevada a cabo contra el presunto jefe militar de ETA y Beñat Aguinagalde, así como otro identificado inicialmente como Gregorio Jiménez Morales, que se encontraban junto a Gogeaskoetxea en el momento de la detención, y a los que estaba despidiendo antes de que, supuestamente, éstos fueran a entrar en España.
Así, ha indicado, en estos momentos se está en plena fase de análisis de los efectos incautados y a la espera de las declaraciones de los detenidos, así como del reconocimiento definitivo de la identidad de uno de ellos.
La Guardia Civil ha descartado "prácticamente" que el tercer detenido en Francia sea Gregorio Jiménez Morales, tal y como fue identificado el domingo por la mañana.
El ministro ha advertido de que a pesar del duro golpe y los dos meses tan malos que lleva ETA, todavía tiene todavía capacidad de matar y voluntad de hacerlo, y que mientras la Policía y la Guardia Civil necesitan eficacia todos los días a la banda le basta "con tenerla una vez".
 
Una detención cada dos días
En lo que va de año, se han producido 32 detenciones (una cada dos días) y se han incautado de casi 2.000 kilos de explosivos. Según confirmó en rueda de prensa el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, los últimos meses han sido los dos peores para ETA "en toda su historia".
En el último año y medio el "aparato militar" de ETA ha visto caer a varios de sus números uno: a Mikel Garikoitz Azpiazu Rubina, "Txeroki" (el 17 de noviembre de 2008), a Aitzol Iriondo Araza (el 8 de diciembre del mismo año), a Jurdan Martitegui (el 18 de abril de 2009) y, por último, Ibon Gogeaskoetexea, detenido este domingo en Francia.
Gogeaskoetxea, de 45 años, ostentaba hasta ahora la jefatura del aparato militar de ETA, pero antes de llegar ahí estuvo vinculado al "comando Kattu", que intentó atentar contra el museo Guggenheim de Bilbao cuando se preparaba para ser inaugurado por los Reyes.
Aguinagalde, con 26 años, se encontraba en paradero desconocido desde hace un año cuando huyó tras la desarticulación del "comando Asti", al que se atribuyen los asesinatos de Isaías Carrasco y de Ignacio Uria.
Los sucesivos golpes policiales contra ETA en todos los frentes están dejando seriamente "tocada" la estructura de la banda, que se habría visto obligada en los últimos tiempos a recortar sus "cargos directivos" y adelgazar su "comité ejecutivo" de apenas media docena de miembros. EPF