Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cinco detenidos en una operación antiterrorista de la Ertzaintza

Ares ha comparecido en rueda de prensa en la base de la Ertzaintza en Erandio (Vizcaya) para informar de esta operación, "que continúa abierta" según ha matizado, y que se ha saldado hasta el momento con la detención de Ibon Iparragirre Burgoa, de 36 años; Javier Zubizarreta Legardi, de 40 años; Jon Iñaki Esnaola Alba, de 34 años; Xeber Uribe Beitia, de 32 años; y Asier Badiola Lasarte, de 29 años.
A éstos se les imputa, según ha explicado Ares, la implicación en el atentado de Ondarroa, unos como colaboradores necesarios y otros como participantes directos; la voladura de un repetidor de televisión en Azpeitia (Guipúzcoa) y un ataque con explosivos contra maquinaria de empresas que participan en las obras del tren de alta velocidad.
El consejero ha indicado que de la información disponible hasta ahora no se deduce "con toda claridad" la participación de este presunto "talde" de "legales" (no fichados) en otros atentados, aunque ha matizado que habrá que esperar a las declaraciones y a la investigación del material incautado en esta operación, en la que se han realizado hasta el momento seis registros y durante la mañana se están realizando otros dos.
Las detenciones se han producido en varias localidades costeras del límite entre Guipúzcoa y Vizcaya, en los municipios de Mutriku, Deba, Ondarroa y Gizaburuaga, y la operación ha estado coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
Ares, quien ha indicado que los detenidos se encuentran ya en dependencias policiales y que se les aplicará la legislación antiterrorista, ha alabado la labor realizada por el conjunto de la Ertzaintza pero especialmente por la nueva División Antiterrorista, que según ha insistido van a seguir deteniendo a miembros de ETA.
Este grupo tuvo su periodo de mayor actividad en 2008
Las funciones de este grupo consistían concretamente en prestar apoyo a otros comandos de ETA de mayor entidad para la comisión de atentados, si bien en otras acciones de menor relevancia habrían tenido una implicación directa. A partir de ahí la investigación les relaciona con varios atentados durante su periodo de mayor actividad que tuvo lugar en el año 2008.
Uno de ellos es el que habría perpetrado contra una comisaría de la Policía Autonómica vasca en Ondarroa en septiembre de 2008, en el que resultaron heridas once personas (entre ellas tres ertzainas), informó el Departamento Vasco de Interior en un comunicado.
Un coche bomba cargado con 100 kilos de explosivos estalló en la madrugada de aquel día frente al edificio de la Policía autonómica causando heridas a un total de once personas. Poco antes de detonar la carga explosiva, los autores del atentado lanzaron artefactos incendiarios para provocar que los agentes salieran de la comisaría y resultaran alcanzados por la explosión.
Continúan los registros 
Ares ha destacado la importancia de esta operación que se inició "hace muchos meses" pero ha sido culminada por la citada nueva división puesta en marcha por el nuevo Gobierno socialista vasco y ha indicado que en ella ha participado un importante operativo.
Hasta el momento, el material incautado consiste en numerosa documentación y las mismas fuentes manifestaron su confianza en que en los registros no se encontrará material explosivo ni armas dado las características del 'comando' desarticulado y sus funciones dentro de la banda terrorista ETA. BQM