Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El diputado de Compromís protesta a Posada contra Villalobos, que le acusó de "hacer el payaso" en el Congreso

El diputado de Compromís-Equo en el Congreso, Joan Baldoví, ha elevado este miércoles una protesta al presidente de la Cámara, Jesús Posada, por la actuación de su 'número dos', Celia Villalobos, que en medio del Debate de Presupuestos le ha acusado de "hacer el payaso".
Durante su intervención en el debate de totalidad de los Presupuestos para 2015, Baldoví ha sacado una pieza de pan pequeña para denunciar que el Gobierno destine una partida escasa para financiar los servicios de la Comunidad Valenciana. Y después, la ha partido para censurar que "encima cada año les quiten un trozo".
SE HA SENTIDO "INSULTADO"
Un gesto por el que ha sido reprendido por la vicepresidenta primera del Congreso, la 'popular' Celia Villalobos, quien le ha conminado a que dejara de "hacer el payaso" y continuara con su alocución.
Pese a que en ese momento le ha hecho caso, posteriormente le ha pedido la palabra al considerarse "insultado", si bien la entonces presidenta del Congreso se la ha negado alegando que lo que le había pedido era que dejara de hacer "payasadas", no que fuera un payaso.
Fuera del debate, y según ha adelantado a Europa Press, Baldoví se ha dirigido a Posada para pedirle que le dejara hablar en el Pleno del Congreso del próximo martes, dado que este miércoles Villalobos se la había negado, pero el presidente le ha aconsejado que enviara el correspondiente escrito de amparo con esa solicitud.
VILLALOBOS, UNA BRONQUISTA
Baldoví va a pedir al portavoz del Grupo Mixto de este mes, el diputado de Foro Asturias, Enrique Álvarez Sostres, que aproveche la reunión de la Junta de Portavoces del próximo martes para presebntar oficialmente la queja a Posada.
En dicho escrito, además de pedir al presidente del Congreso que le permita hablar en la sesión plenaria de ese martes, exigirá que su vicepresidenta primera se disculpe por haberle "faltado el respeto".
"Villalobos no tiene derecho a insultar a un diputado. Me puede quitar la palabra o expulsarme de la tribuna de oradores, pero no calificar mi discurso", ha señalado Baldoví, quien ha acusado a Villalobos de haberse convertido en una "bronquista" del PP.