Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dos diputados sorianos expedientados por C's ven "desproporcionada" la medida y seguirán "defendiendo la provincia"

Los diputados de Ciudadanos (C's) en la Diputación de Soria José Antonio de Miguel y Raúl Lozano han calificado de "desproporcionado" el expediente disciplinario abierto por la Secretaría de Acción Política de la formación por apoyar la continuidad de la Institución en contra del acuerdo firmado entre su partido y PSOE a nivel nacional, tras lo que han advertido de que seguirán "defendiendo la provincia".
En una rueda de prensa, los diputados han lamentado que no se les haya comunicado con anterioridad la decisión del partido. "Si por defender Soria nos pueden abrir un expediente disciplinario o expulsarnos, no lo tendrán ni que hacer porque si un partido no defiende estos principios, no nos va a gustar", han sentenciado.
Los dos políticos tienen ahora cinco días para presentar alegaciones para la suspensión cautelar y diez para la genérica, donde intentarán exponer "la situación de la provincia de Soria".
El alcalde de Almazán, José Antonio de Miguel, y el alcalde de Hinojosa, Raúl Lozano, respaldaron el pasado viernes la moción presentada por el PP defendiendo las diputaciones, lo que ha motivado a tomar la decisión al partido de Albert Rivera.
Ambos han calificado la medida como "desproporcionada", ya que la intención de los diputados "no era arremeter contra el partido". La moción, "no tipo y consensuada anteriormente" se ha limitado "al ámbito de la Diputación de Soria".
De Miguel y Lozano han recibido este martes el comunicado, donde se les suspende de manera cautelar por incumplir los artículos 2.66 y 2.4 correspondientes a acatar los artículos estatutarios, lo que puede suponer, en palabras del alcalde adnamantino, "la suspensión de afiliación por dos años, pérdida de cargos orgánicos, inhabilitación por cargo orgánicos por un año o finalmente la expulsión del partido ya que consideran que la falta es muy grave".
Ambos han avanzado que presentarán alegaciones e intentarán "explicar qué es Soria y el espíritu numantino", aunque depositarán sus cargos en sus alcaldes y concejales.
De Miguel ha hecho referencia al "abuso" que se da en otras diputaciones, mientras que Soria, con "deuda cero e inversiones de 15 millones de euros", es "una excepción y un ejemplo", de ahí su defensa.
El alcalde de Almazán ha insistido en el caso de Soria, "una provincia despoblada, con 513 núcleos de población a la que hay que darles servicios, tiene que haber una institución, con cambiarle el nombre no se soluciona nada, si esto es lo que se pretende".
En cuanto a su continuidad en el partido, el alcalde de Almazán ha rechazado que vayan a dar "un portazo", sino que cuando se cierre el expediente "se tomarán decisiones", tras lo que ha insistido en que esta decisión no afecta al acuerdo de investidura de la Diputación.
Por lo que se refiere al PSOE, han criticado lo que consideran "demagogia política" y han recordado que ayer la Federación Española de Municipios y Provincias, presidida por un alcalde socialista, aprobó por unanimidad la defensa de las diputaciones. "No se puede utilizar a los ciudadanos con fines tan partidistas y cambiando la opinión de un día para otro", han concluido.