Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez pide al director del CIE de Aluche que respete la dignidad de los inmigrantes y no les discrimine

Critica que no se les diera mascarillas cuando se activó el protocolo del ébola ante un caso sospechoso
El Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid ha solicitado al director del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche que respete la dignidad de los internos y no les discrimine después de que no se les entregara mascarillas y sí a los funcionarios cuando se activaron los protocolos del ébola ante un caso sospechoso.
En un auto, al que tuvo acceso Europa Press, el juez Ramiro García de Dios realiza una serie de requerimientos al director de este centro, que depende del Ministerio del Interior, tras una denuncia formalizada por varias organizaciones no gubernamentales.
La queja se presentó después de que los internos fueran discriminados respecto a los funcionarios y los agentes de Policía cuando se activó el pasado 1 de octubre el protocolo ante un casos sospechoso de ébola. Entonces, los internos no recibieron mascarillas y estuvieron encerrados durante horas en sus celdas sin comer.
En la resolución, el magistrado destaca que los internos "gozan de un derecho fundamental humano que es la dignidad, que a su vez tiene una proyección en distintas vertientes jurídicas conectadas también con los derechos fundamentales y con derechos básicos derivados de la legislación".
Así, subraya que "bajo ningún concepto un protocolo policial es norma jurídica y bajo ningún concepto un protocolo policial puede violar derechos fundamentales de los internos". "Y mucho menos atacar a la dignidad de las personas internas", agrega.
Además, critica duramente que se prive a los internos del alimento diario, tal y como se hizo aquel día. Y muestra su preocupación ante el hecho de que los agentes fueran dotados con mascarillas y ellos no.
"El mismo derecho tienen las personas internas que los agentes de policía a disponer de mascarillas de protección, sin que exista ninguna norma jurídica que permita tan flagrante discriminación", asevera.
En la parte dispositiva, se pide al director del centro que respete y se proporcione el derecho a recibir los alimentos diarios a las personas internas en el caso de una situación excepcional.
También se solicita que se les dote de mascarillas en supuestos de existencia de enfermedades contagiosas, así como se les informe de estos casos, al igual que se hace con los funcionarios.
Y le reclama al director del CIE de Aluche que ordene a los agentes que bajo ningún concepto puede ser quienes decidan que internos recibir o no asistencia médica.
Así, le reitera el deber de ser garante de la salud y del respeto a la dignidad de las personas internas. Y le pide que adopte todas las medidas conducentes a cumplir los extremos requeridos.