Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un 78% hubiera votado lo mismo pese a los resultados del 20-D

De nuevo en campaña electoral y la encuesta de las encuestas confirma el pronóstico más temido: Nada. Muy poco va a cambiar a la vuelta del 26-J. Tras las elecciones de diciembre, las últimas, un 78% del electorado hubiera votado lo mismo pese a los resultados, pese a los cuatro meses sin gobierno, las largas negociaciones y el bloqueo institucional. Así lo recoge el sondeo de CIS. Solo un 5% dice que hubiera votado distinto. Ronda el millón de votos. No es mucho, pero aun así puede alterar los equilibrios. La consulta, realizada entre enero y marzo de este año, nos dice además que la campaña la siguió con mucho o bastante interés un 50'8% del electorado. La otra mitad, con poco o ninguno, pese a que no deja de ser un momento decisivo: casi un 40% de los votantes escoge papeleta en los quince días previos a la cita con las urnas. Hoy, según el CIS, las dudas más extendidas están entre votar PP y Cuidadanos, entre PSOE y Podemos, y entre PP y PSOE. Más allá, un 95% afirma que los sondeos les influyeron poco o nada. El valor político que más cotiza a día de hoy, para más del 60% del electorado, es la honradez.