Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una dura resaca electoral en Japón obligará a nuevas alianzas

Un hombre observa las portadas de los periódicos, que recogen los resultados de las elecciones al Senado, en Tokio (Japón), hoy, 12 de julio de 2010. El Partido Democrático (PD) del primer ministro, Naoto Kan, perdió 10 escaños en las elecciones parciales al Senado del domingo y obtuvo 44 asientos, mientras que el opositor Partido Liberal Demócrata (PLD) recuperó 13 y avanzó hasta los 51 escaños, según los resultados finales conocidos hoy. EFEtelecinco.es
La cúpula del gobernante Partido Democrático (PD) de Japón cerró hoy filas para tratar de reafirmar su liderazgo pese al batacazo en las elecciones parciales al Senado del domingo, que le obligan a plantearse nuevas alianzas políticas.
La pérdida de la mayoría de los escaños en la Cámara Alta ha supuesto un serio golpe para el PD, cuya política ha sido rechazada en las urnas por el electorado solo diez meses después de que el partido llegara al poder con una histórica victoria electoral.
Pese a que ese rechazo ha complicado su mandato, el primer ministro, Naoto Kan, aseguró de madrugada que no tiene intención de dimitir, y lo mismo hicieron horas después los líderes de su formación, que descartaron además cambios en el Gobierno.
El pobre resultado electoral del PD, de solo 44 escaños (diez menos de los que tenía hasta ahora), se ha cobrado en el Senado víctimas de alto rango como la ministra de Justicia, Keiko Chiba.
Poco después de que los resultados oficiales confirmaran que Chiba, conocida por su activismo en favor de los derechos humanos, no ha revalidado su escaño, el portavoz del Gobierno, Yoshito Sengoku, se apresuraba a asegurar que la ministra mantendrá su puesto en el Gabinete.
Tras reunirse hoy con Naoto Kan y con el secretario general del PD, Yukio Edano, el portavoz japonés insistió en rueda de prensa en que no habrá cambios en el Gabinete hasta, al menos, septiembre, cuando su formación debe renovar el mandato de su presidente.
Sengoku advirtió de que cambiar los líderes políticos "una y otra vez" no ayudará al desarrollo de Japón -país que ha tenido cinco primeros ministros en cuatro años-, al tiempo que recalcó que el PD debe afrontar la actual situación para encaminarse hacia una política "más madura".
El PD tiene mayoría en la Cámara Baja y por eso los resultados de este domingo no le impiden gobernar, pero sí le complican la aprobación de ciertas leyes, que se pueden ralentizar seriamente si el Senado se opone.
Entre las que podrían afrontar muchas dificultades en el hemiciclo está la controvertida propuesta de Naoto Kan de aumentar el impuesto al consumo de un 5 a un 10 por ciento.
Aunque el primer ministro asegura que es algo imprescindible para sanear las maltrechas finanzas públicas de Japón, el propio PD ha admitido que esta impopular propuesta ha sido la culpable de que el electorado le haya vuelto la espalda en las elecciones al Senado.
Por eso hoy, en plena resaca electoral, el número dos del partido, Yukio Edano, aseguró que la cuestión se debe abordar a un ritmo que permita que la población lo entienda y lo acepte, por lo que no descartó que el borrador del proyecto se retrase más allá del actual año fiscal.
En medio de esta situación, los resultados electorales han obligado al PD a volver la vista a otros partidos en busca de nuevas alianzas, ya que el que hasta ahora era su socio en la Cámara Alta, el Nuevo Partido del Pueblo (NPP), no ha logrado un solo asiento.
La tarea se presenta complicada: los potenciales aliados se reducen básicamente a Vuestro Partido, una joven escisión del PLD que se ha hecho con diez escaños, y al Nuevo Komeito, un grupo de corte budista que cuenta con nueve senadores.
El Nuevo Komeito fue en la anterior legislatura socio de Gobierno del PLD, mientras que Vuestro Partido se mostró en un inicio reticente a una alianza con el PD, aunque no ha cerrado las puertas a pactar su voto sobre temas concretos.
Mientras evalúa el panorama político que dejan las elecciones, el PD ha asegurado que no tiene intención de modificar su política exterior por el revés electoral.
Está previsto que el secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Koichi Takemasa, viaje mañana, martes, a EEUU para transmitir a sus colegas estadounidenses que el Gobierno nipón mantendrá "intacta" su alianza de seguridad con Washington.