Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una empleada 'ficticia' señala que Torres le pidió que mintiera ante el juez Castro

Una empleada 'ficticia' que estuvo contratada en Nóos Consultoría Estratégica, una de las empresas que conformaban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres para desviar fondos públicos, ha señalado que éste se puso en contacto con ella durante la instrucción del caso Nóos para mentir ante el juez José Castro y que no admitiera que "no había trabajado".
Así lo ha puesto de manifiesto en la declaración que ha prestado este viernes Patricia Tejeiro, hija del excontable de Nóos Marco Antonio Tejeiro, un interrogatorio en el que ha manifestado que, pese a estar dada de alta en la empresa durante seis meses, no realizó labor alguna. La testigo ha recordado que cobraba 60 euros por prestarse a ello.
Tal y como ha recordado, fueron sus tíos, Torres y su mujer, Ana María Tejeiro --ambos acusados en la causa--, quienes le propusieron ser contratada, al tiempo que le preguntaron "si conocía a alguien de la Universidad que también le interesara". "Se lo dije a mi amiga Marta y ella a sus hermanos", ha apuntado la exempleada, precisando que firmó el contrato en una celebración familiar, "no recuerdo en cuál".
"El contrato me lo dio mi tía Ana", ha señalado Tejeiro, quien ha reconocido que buscó. a dos personas más para que también fueran dadas de alta, "los dos aceptaron y fui la intermediaria en ambos contratos". Según ha explicado, durante varios años le pidieron que "buscara gente".
Al ser preguntada por el abogado de Torres sobre si se lo inventó todo ante el juez y por qué no declaró antes al respecto, ha recordado que "era una situación penosa familiar y fue una mala decisión. Me metieron en este berenjenal y la situación ha cambiado".
OTRA TESTIGO: "COBRABA 60 EUROS Y NO HACÍA NADA"
También este viernes ha sido interpelado otro extrabajador 'fantasma', Carlos Tarragona, quien ha señalado que también cobraba 60 euros mensuales por estar dado de alta sin trabajar. "Me lo propuso mi hermana Marta, que hacía lo mismo. El contrato me lo trajo ella. Conozco que también estaba igual Patricia Tejeiro. Cuando me dieron de alta tenía 16 años y otro de mis hermanos, Javier, también cobraba los 60 euros. Mi hermana Marta tampoco trabajaba", ha espetado.
Por su parte, Marta Tarragona, también interrogada, ha señalado que le contrataron por mediación de Patricia Tejeiro. "Creo que el contrato lo firmé en un bar. Cobraba 60 euros por transferencia y no hacía nada", ha remachado.