Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las empresas realizan el 90% de las contrataciones de abogados

Las empresas realizan el 90 por ciento de las contrataciones de abogados, mientras que los despachos han reducido su plantilla. Buscan abogados 'in house' con dominio de idiomas y una proyección internacional.
Según la multinacional británica Hays, especializada en selección de profesionales cualificados, el abogado de empresa es la posición más demandada en el ámbito laboral-legal. "La tendencia se ha invertido y hoy estas contrataciones representan el 90% cuando en 2008-2009 no superaban en 20%", han explicado en un comunicado sus consultores Virginia Villena y Pilar Moreno.
Según las consultoras de Hays, el abogado de despacho ha visto como su crecimiento profesional "se frenaba en seco", al mismo tiempo que las empresas demandan cada vez más letrados para sus asesorías jurídicas con el objetivo de reducir costes y apoyar su proyección internacional. Por ello, reclaman abogados con idiomas y experiencia en el extranjero.
"El valor añadido es que venga del sector de la empresa que ofrece la vacante. Bien porque trabaja en la competencia o porque ha trabajado en empresas similares, conoce contratos y problemáticas", han agregado.
OFERTAS EN CONTRATACIONES
Según las consultoras de Hays, las ofertas en las contrataciones no son tan altas como en los despachos, salvo en casos en que un profesional cambia de una empresa a otra y puede llegar al 10 por ciento. En grandes fichajes, la subida puede alcanzar los 20.000 euros.
"Normalmente se pasa de un despacho grande a una empresa grande y se mantiene el salario o se negocia reducir el fijo y complementarlo con variables", han señalado los especialistas, para añadir que "son muchas las empresas que "están tomando ventaja de la difícil situación de muchos despachos, que aprovechan para negociar a la baja la retribución".
Sin embargo, los procesos de selección de abogados 'in house' deben encontrar perfiles con una posición muy determinada, una visión general de asesoramiento jurídico y capacidad de focalizarse en un único cliente.