Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las encuestas dan una leve ventaja a Kirchner en la provincia argentina más poblada

El ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) aventaja por escaso margen a sus competidores para las elecciones legislativas del 28 de junio próximo, según distintas encuestas privadas conocidas hoy.
El líder del gobernante Partido Justicialista (PJ, peronista) y primer postulante a diputado por la provincia de Buenos Aires, el distrito más poblado del país, obtiene diferencias de entre 2,6% y 9,8% sobre su escolta, de acuerdo con seis sondeos de intención de voto.
En cinco de las encuestas quien aparece detrás de Kirchner es el empresario Francisco De Nárváez, candidato de un frente de fuerzas conservadoras con el peronismo disidente, y en el sondeo restante el segundo puesto es para Margarita Stolbizer, del también opositor Acuerdo Cívico y Social.
El antecesor y esposo de la presidenta argentina, Cristina Fernández, tiene una intención de voto que oscila entre 26,6% y 34,1%, De Narváez reúne entre 17,5% y 30,1%, mientras que en el caso de Stolbizer va de 13,8% a 21,7%.
Al renovarse la mitad de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y un tercio de las 72 bancas del Senado, en los próximos comicios el PJ pondrá en juego su mayoría parlamentaria.
De los 35 escaños de diputados que se renuevan en la provincia de Buenos Aires, el oficialismo tiene una veintena y si se toman en cuenta las encuestas que más lo favorecen estaría en condiciones de obtener entre 14 y 15.
De confirmarse la pérdida de bancas en territorio bonaerense, situación que también se pronostica en otros distritos importantes, el Gobierno quedaría sin mayoría propia en la Cámara de Diputados y debería recomponer sus alianzas.
"En la provincia de Buenos Aires, que representa 37% del padrón nacional, hay una ventaja del peronismo que se sostiene en dos grandes factores: el demográfico y la clase social", dijo a Efe el encuestador Roberto Bacman.
En la populosa periferia de la capital argentina, donde "vive casi 30% de la población" del país, el oficialismo "saca una ventaja de 12 a 14 puntos" porcentuales y "las clases bajas siguen votando al PJ, mientras que en la clase media está más repartido y en la alta se distribuye más entre De Narváez y Stolbizer", indicó.
Tras considerar "muy difícil" que el peronismo "no pierda diputados" en la provincia de Buenos Aires, Bacman agregó que lo que aún favorece al Gobierno es que "la oposición sigue extremadamente dividida".