Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La enfermedad de un perito obliga a suspender el juicio contra el constructor Enrique Ortiz por fraude fiscal

La enfermedad de un testigo ha obligado a suspender el juicio que debía comenzar este martes contra el constructor alicantino Enrique Ortiz y otros cuatro empresarios más por un delito de fraude fiscal. El juicio, previsto en el juzgado de lo Penal número 1, ha quedado aplazado hasta el mes de junio aunque las declaraciones empezarán en julio.
El testigo es un inspector de Hacienda que ha presentado un informe médico que acreditaba su enfermedad. A petición de la Fiscalía que lo propuso y de la acusación particular, el juez ha optado por el aplazamiento.
El juicio se iniciará el 21 de junio con las cuestiones previas y se iniciarán los interrogatorios a los acusados a partir del 4 de julio.
Al constructor, --que está investigado en otros procesos judiciales como Brugal, Rabasa o Gürtel-- la Fiscalía le solicita tres años de prisión y una multa de 10 millones de euros por un delito contra la Hacienda Pública y un año y medio por un delito de falsificación de documento mercantil.
((Habrá ampliación))