Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez envía a prisión a los cinco presuntos etarras detenidos

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha acordado el ingreso en prisión provisional de los primeros cinco presuntos etarras detenidos en la madrugada del pasado martes en Vizcaya y Guipúzcoa en el marco de la operación antiterrorista desarrollada por la Ertzaintza esta semana.
Se trata de Ibon Iparragirre Burgoa, Asier Badiola Lasarte, Xeber Uribe Beitia, detenidos en la localidad vizcaína de Ondarroa y Jon Iñaki Esnaola Alba y Javier Zubizarreta Legardi arrestados en los municipios guipuzcoanos de Deba y Mutriku, respectivamente.
A todos ellos se les atribuyen delitos terroristas relacionados con cinco acciones diferentes y a Zubizarreta se le imputa también tráfico de drogas, siendo la primera vez que un juez de la Audiencia Nacional relaciona a un miembro de la organización terrorista esta clase de delito.
A Iparragirre , que lideraba este 'comando' de legales -miembros de la banda no fichados por la Policía- el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 le imputa pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y varios delitos de estragos, mientras que al resto se les acusa indiciariamente de colaboración con la banda.
Los cinco fueron trasladados esta mañana a la Audiencia Nacional, donde comenzaron a prestar declaración pasadas las doce del mediodía ante el juez Velasco y el fiscal de la Audiencia Nacional Miguel Angel Carballo.
El magistrado les atribuye indiciariamente un atentado con explosivos perpetrado contra maquinaria de las obras del TAV, la voladura de un repetidor en Azpeitia (Guipúzcoa) y un atentado con coche bomba en la comisaría de la Ertzaintza de Ondarroa el 21 septiembre de 2008.
Además se les acusa de otra acción que tuvo lugar el 20 de abril de 2008, cuando los miembros de este grupo colocaron un artefacto de tres kilos de explosivo en la casa de pueblo de Elgoibar (Guipúzcoa). También se les relaciona con el ataque a dos excavadoras de las obras del TAV en Hernani (Guipúzcoa) en la madrugada del 12 de mayo de 2008.