Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas siente "envidia sana" por la capacidad de acuerdo para la Supercopa de Cataluña

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado este martes que siente "envidia sana" por la capacidad que han demostrado la Federació Catalana de Futbol y los clubes para ponerse de acuerdo y celebrar por primera vez el 29 de octubre la Supercopa de Cataluña.
En un acto en el Palau de la Generalitat para presentar el partido que disputarán Futbol Club Barcelona y Real Club Deportivo Espanyol, ha reconocido que hay "otras competiciones" en las que no se puede presumir de tener esa capacidad de acuerdo entre las partes.
La disputa de este trofeo había estado en el aire después de que el club blanquiazul advirtiese de que se planteaba no jugar el partido si los azulgrana no acudían a disputarlo con un mínimo de jugadores del primer equipo.
"Es una sana envidia la mía", ha reconocido, después de que este mismo martes por la mañana haya anunciado su propuesta alternativa para celebrar una consulta el 9 de noviembre pese a contar con menos consenso entre los partidos defensores del 'derecho a decidir'.
En una breve intervención de tono distendido y trufada de referencias al proceso soberanista, ha pedido disculpas al inicio de su intervención por tener "otro partido en la cabeza", y ha bromeado con que espera que la Supercopa sea un éxito de participación y acabe con un buen resultado.
Ha agradecido también el "sentido de país" y el ejemplo que dan a la ciudadanía tanto Barça como Espanyol al comprometerse a incorporar en sus calendarios esta fecha, y ha ensalzado el trabajo menos visible del fútbol base catalán para formar a los deportistas del futuro.
PARTIDO EN GIRONA
La Supercopa de Catalunya, que este 29 de octubre se disputará por primera vez, se jugará finalmente en el estadio de Montilivi en Girona, y enfrentará a Futbol Club Barcelona y Real Club Deportivo Espanyol, los dos clubes catalanes que juegan en primera división.
A la presentación de este martes han acudido los presidentes de ambos clubes, Josep Maria Bertomeu y Joan Collet, además del secretario general del Deporte de la Generalitat, Ivan Tibau, y el presidente de la Federació Catalana de Futbol, Andreu Subies.