Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El escritor Iwasaki se muestra perplejo por el "alboroto" de un comunicado que ve como una "trampa semántica"

El escritor y periodista Fernando Iwasaki afirmó hoy que le resulta "aperplejante" la "reacción de alboroto" que ha producido el comunicado de la banda terrorista ETA, en el que anuncia el cese definitivo de la lucha armada, porque lo ve como una "trampa semántica".
Iwasaki acudió a Logroño para participar en las jornadas de Vocento 'El futuro en Español' y, en una rueda de prensa convocada para hablar del castellano en la sede de UPyD, se refirió al comunicado como "una de las posibilidades que ofrece el lenguaje".
A su juicio, se trata de un "clarísimo ejemplo de cómo se pueden pervertir el lenguaje, distorsionar las palabras y caer en la trampa semántica de unos individuos".
Esta "perversión" se produce, dijo, "cuando el tiro en la nuca lo llamas conflicto armado, el terrorismo lo denominas confrontación y la rendición que debería producirse por un grupo de delincuentes se presenta como una inexorable negociación donde deben sentarse, como partes iguales, con Estados que representan gobiernos democráticos".
Así pues, aseguró no ver "ningún motivo por el que tengamos que celebrar el comunicado de ETA" ya que es "exactamente igual que si los 5.300 presos por diversos delitos de violencia de género en España lanzaran un comunicado exigiendo una negociación para salir libres y que no haya maltratadores ni maltratadas".
"Esto es una aberración", continuó, "es como si los asesinos de Marta del Castillo emitieran un comunicado diciendo: vamos a olvidar que ha muerto, no hay cadáver, no vamos a decir dónde está, y pedimos a la sociedad que nos perdone".
En definitiva, consideró que "estamos confundiendo los términos, estamos cayendo en trampas semánticas". "He venido a hablar de las posibilidades del idioma y aquí tenemos un ejemplo de una forma siniestra de degradar las palabras", dijo.
Acabó pidiendo "no caer en la provocación de la banda terrorista" e insistiendo, como reflexión "personal" (aunque compartida por UPyD) en que no encuentra "motivo para estar alegres, no hay por qué creerles".