Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 'cazas' españoles interceptan dos aviones rusos en espacio aéreo de la OTAN en el Báltico

Los Eurofighter desplegados en Lituania identificaron las aeronaves para hacerles saber que se encontraban en territorio aliado
Los aviones de combate Eurofighter que España mantiene desplegados desde principios de este mes en Lituania como parte de la misión de Policía Aérea de la OTAN en el Báltico han interceptado esta semana dos aviones rusos que habían accedido sin permiso al espacio aéreo aliado.
La presencia en la zona de aviones de todo tipo procedentes de Rusia se ha incrementado notablemente a raíz del estallido, en abril de 2014, del conflicto en el este de Ucrania y la misión de los 'cazas' españoles es dejar claro a las aeronaves rusas que vuelan desde el norte de su territorio, en San Petersburgo, hacia Kaliningrado, al sur de Lituania, que los países bálticos son miembros de la Alianza y no pueden invadir su espacio aéreo.
Estonia, Letonia y Lituania carecen de una defensa aérea consistente en aviones de combate, por lo que desde hace diez años los países de la OTAN se turnan para vigilar la zona. En concreto, el radio de acción de los pilotos españoles ocupa un área de alrededor de 80.000 kilómetros cuadrados en el Mar Báltico y llegando hasta Polonia.
ORDEN DE IDENTIFICAR LA AERONAVE
El pasado martes, tras haber detectado la presencia de una aeronave con el transpondedor desactivado, sin plan de vuelo declarado ni contacto por radio con las agencias de control de tránsito, el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) en Uedem (Alemania), encargado de la vigilancia del espacio aéreo de responsabilidad OTAN en el centro y norte de Europa, lanzó la orden de interceptación e identificación de la aeronave.
Así, poco después de mediodía del martes, dos C-16 Eurofighter del destacamento español Vilkas, situado en la base aérea de Siauliai y en el que están desplegados 130 militares, despegaron en poco más de diez minutos desde que se recibió la alarma para interceptar la aeronave no identificada, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa.
Esta interceptación consiste en identificar el avión, verificar que sus intenciones no son ofensivas y después hacerle saber que se encuentra cerca del espacio de soberanía de la OTAN y que no debe infringirlo.
UN AVIÓN MILITAR Y OTRO COMERCIAL SOVIÉTICO
Los 'cazas' españoles realizaron la interceptación e identificación del avión, confirmando que se trataba de una aeronave IL-20 perteneciente a la Fuerza Aérea rusa que volaba dentro del área de responsabilidad de la OTAN hacia Kaliningrado.
Posteriormente, y en la misma fase de vuelo, el CAOC de Uedem ordenó la identificación visual de una segunda aeronave con destino San Petersburgo. Los Eurofighter españoles procedieron y comprobaron que se trataba de un TU-134 'Crusty', uno de los aviones comerciales bimotores soviéticos que más fue utilizado en los países del antiguo Pacto de Varsovia.
La presencia de aviones rusos en el espacio aéreo de las aguas internacionales del Báltico escapa normalmente al radar civil de los países de la zona porque apagan sus transpondedores y no informan de su plan de vuelo. Mientras, los radares militares los detectan sólo como una "traza" que impide saber qué tipo de aparato está cruzando el mar. Es en ese momento cuando comienza la misión de la Policía Aérea de la OTAN, en la que los 'cazas' españoles estarán desplegados hasta el próximo mes de mayo.
Desde que esta misión aliada comenzara en 2004, hasta 16 países han participado en ella y es la tercera ocasión en que España se ha integrado en la misma. En dos de estas tres ocasiones ha ejercido el mando (2006 y 2016) desde la base de Siauliai. Desde Ämari (Estonia), ejerció el rol de nación de refuerzo en 2015.