Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis de cada diez españoles se oponen a que España acoja presos de Guantánamo

Un oficial subiendo unas escaleras del centro de detención de máxima seguridad de la base militar estadounidense de la bahía de Guantánamo, Cuba. EFE/Archivotelecinco.es
Seis de cada diez españoles rechazan la idea de que España acoja algunos de los presos de Guantánamo como forma de mejorar las relaciones con Estados Unidos, objetivo para el que consideran más favorable que el Gobierno actúe como mediador con Cuba.
Así lo constatan los datos del último barómetro del Instituto Elcano, realizado mediante 1.800 llamadas telefónicas en todo el territorio nacional, 1.200 de ellas entre el 2 y el 16 de marzo, -antes de las cumbres de la OTAN, del G20 y de la Alianza de las Civilizaciones- y las 600 restantes entre el 14 y el 17 de abril.
La cumbre de la OTAN -celebrada entre el 2 y el 4 de abril- marcó, según ha explicado Javier Noya, investigador responsable de Opinión Pública e Imagen Exterior del Instituto Elcano, un "antes y un después" en la opinión pública, ya que antes de esas fechas, sólo el cuatro por ciento respaldaba aumentar las tropas en Afganistán.
Sin embargo, el porcentaje de españoles que dio su visto bueno al "batallón electoral" anunciado por el Gobierno para reforzar la presencia de las tropas durante las elecciones generales en Afganistán subió hasta el 46 por ciento.
Precisamente, es Afganistán la misión internacional que los españoles consideran más peligrosa, en concreto el 86 por ciento, seguida de la del Índico (81 por ciento), el Líbano (82 por ciento), Chad y Congo (ambas con el 80 por ciento) y Bosnia y Kosovo, con el 73 por ciento.
Mientras, la lucha contra la piratería en Somalia es la misión exterior mejor valorada, con un 48 por ciento, y el 56 por ciento cree que este problema afecta a los intereses españoles.
Una amplia mayoría, siete de cada diez, consideran bien o muy bien el anuncio de la retirada de las tropas de Kosovo, y menos de la mitad -un 43 por ciento-, estima que el repliegue haya perjudicado las relaciones con Estados Unidos.
Y es que dos de cada tres consultados cree que para que España mejore las relaciones con el país norteamericano debería mediar entre Estados Unidos y los países musulmanes -69 por ciento- o con Cuba -61 por ciento-, así como contribuir económicamente en la reconstrucción de Afganistán (58 por ciento) e Irak (55 por ciento).
Rechazan, sin embargo, que España acoja a presos del centro de detención de Guantánamo, abrir más bases norteamericanas en territorio español o la compra de armamento a EEUU.
El presidente estadounidense, Barack Obama, es el líder internacional más valorado, ya que los españoles le han otorgado una nota del 7,1, tres veces superior a la que ha recibido el líder venezolano, Hugo Chávez, que sólo ha conseguido un 2,1.
Después de Obama, se encuentra su secretaria de Estado, Hilary Clinton, con un 5,5, por encima del presidente francés, Nicolas Sarkozy (5,4); el primer ministro inglés, Gordon Brown (5).
Suspenden, por el contrario, la presidenta argentina, Cristina Fernández, y el checo, Vaclav Klaus, ambos con un 4; el presidente ruso, Dimitriv Medvedev (3,8) y el primer ministro del país, Vladimir Putin (3,7), y el cubano, Raúl Castro (2,5).