Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid paga 1 millón por mantener algo que cuesta 300 euros

En el tejado de un edificio municipal encontramos la ya famosa estación meteorológica. Está situada muy cerquita de la Calle-30 y es una estación muy sencilla, muy doméstica, como de andar por casa. Es un modelo que está ya descatalogado, pero que en eBay se podría comprar por menos de 300 euros. Pero atención, porque el Ayuntamiento de Madrid, tras el contrato firmado por Gallardón, paga por su mantenimiento unos 190.000 euros al año. Un millón y medio desde 2007. Un despilfarro para el nuevo ayuntamiento, que también apunta a otros pagos desorbitados por la adjudicación del mantenimiento de la Calle-30. La gran beneficiada, EMESA, la UTE participada mayoritariamente por Dragados y Ferrovial. Volvamos a la estación, porque según el contrato, tendría que haber nueve más como ésta en toda la Calle-30. Una única estación, y además carísima. Los madrileños han pagado por su mantenimiento 6 mil veces lo que ha costado.