Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de 40 etarras han salido de prisión en España y Francia en apenas cuatro meses, la mayoría al cumplir condena

Hay casos de terroristas jóvenes que desempeñaron funciones relevantes en ETA, libres tras cumplir cortas condenas al no tener delitos de sangre
Más de 40 etarras han salido de prisión en España y Francia en lo que va de año. Mientras el Colectivo de Presos de ETA diseña estrategias para sortear el rechazo del Gobierno a un cambio en política penitenciaria, decenas de terroristas han ido abandonando la cárcel ajenos al foco mediático y la mayoría tras haber agotado sus condenas. Según los datos recopilados por Europa Press, un total de 43 terroristas han quedado en libertad en España y Francia sólo en los primeros cuatro meses de 2014.
En la lista hay perfiles muy diversos: veteranos con muchos años de cárcel, algunos con delitos de sangre, otros que han cumplido condena por integrar organizaciones del entorno terrorista o actos de 'kale borroka' y también hay perfiles de terroristas aún jóvenes que desempeñaron funciones relevantes en los últimos años de la banda, tanto del aparato logístico como el militar, pero que han quedado libres tras cumplir cortas condenas al no tener víctimas mortales en su trayectoria.
El último de ellos salió de prisión este mismo lunes, se trata de Kepa Urra, condenado por asesinar al policía nacional José Anseán en 1992. Tras 22 años interno, este terrorista fue recibido por familiares y amigos con quienes brindó con champán en la misma puerta de la cárcel de Almería. Esta es la escena habitual de muchos de los que van saliendo.
'ONGI ETORRI' EN SUS PUEBLOS
A su salida no se encuentran con medios de comunicación o la presencia de sus víctimas como sí sucedió en los casos más controvertidos de los liberados por la derogación de la 'doctrina Parot' y según fuentes de la lucha antiterrorista, muchos de ellos disfrutan también de su esperado 'Ongi Etorri' (acto de bienvenida) en su pueblo, algo que la izquierda abertzale 'recomendó' no hacer tras la decisión del Tribunal de Estrasburgo. Otros se encuentran en libertad provisional a la espera de ser juzgados o conocer su condena.
Este goteo de excarcelaciones comenzó el 4 de enero con la liberación de Asier Larrinaga tras siete años de condena. Le siguieron otros ocho terroristas ese mes, entre ellos Gabriel Urizar Murgoitio, 'Gautxori', a quien se le derogó la Parot tras permanecer 29 años en prisión. Fue condenado por asesinar al niño de 13 años José María Piris y a un mecánico en Guipúzcoa. A su salida de la cárcel de Puerto II (Cádiz), también fue jaleado por un nutrido grupo de simpatizantes.
Durante el primer mes de 2014 también quedó libre en Francia Jon Iurrebaso, uno de los negociadores durante las conversaciones entre el Gobierno y ETA de 2005 a 2007. Había sido detenido por incumplir la sentencia que restringe sus movimientos a la localidad de Hendaya. Tras once años en prisión por su pertenencia a Ekin, también quedó en libertad Xabier Balantzategi.
El resto de excarcelados ese mes fueron Patxi Segurola, Eneko Ostolaza, Zaloa Zenarruzabeitia y Estebe Gandiaga, estos tres últimos detenidos en 2008 por actos de 'kale borroka'. También quedó libre en Francia Carlos Sáez de Eguilaz, detenido en 2003 y condenado por extorsión por medio del llamado impuesto revolucionario.
INTENTÓ ASESINAR AL REY
En febrero fueron excarcelados 13 terroristas, una tanda en la que destaca Juan Carlos Estévez Paz, alias 'Melli', quien permanecía en prisión desde 1995 tras detenido en Francia por el intento de magnicidio contra el Rey. Salió de la cárcel de Alicante. También quedó libre el veterano Julen Eizagirre Uranga, detenido en 2004 acusado de integrar el 'aparato logístico' de ETA. Él y su compañera Ángela Aramendo Landa habían regresado de México para reintegrarse en ETA.
De la cárcel francesa de Roanne salió Maite Juarros en febrero después de cumplir condena por disparar en 2004 contra dos gendarmes, que no resultaron heridos. Ese mismo mes también quedaron libres Patxi Gundín Maguregui tras cumplir once años de condena por colaboración con ETA y Garikoitz Pascual, ex miembro del 'comando Urredera'. Otro de los excarcelados es Iñako Lizundia, puesto en libertad en Francia tras cumplir su condena por tirotear una patrulla de la Gendarmería gala. Ex concejal de HB, fue condenado también por propinar una paliza a un ertzaina.
El grupo lo completan los miembros de Gestoras pro Amanistía Ainhoa Irastorza, Iker Zubia, Aratz Estonba y Jon Beaskoa, en libertad tras cumplir ocho años de condena, y Gorka Zulaika, en prisión desde 2001. También Julen Larrinaga, quien abandonó la cárcel de Teixeiro (La Coruña) tras ocho años preso y Olatz Egiguren Enbeitia, ex dirigente de Ekin.
RESPONSABLE DE LOS ZULOS
Marzo fue el más prolífero en excarcelaciones con 14 presos liberados. A mediados de mes salió de la prisión de La Sante (Francia) Andoni Sarasola Yarzábal, quien se fotografió en la puerta del penal con una docena de simpatizantes que acudieron a recibirle. Fue detenido en 2009 acusado de ser uno de los responsables de la gestión de los zulos de ETA dentro del 'aparato logístico'. Es hermano de Mattin Sarasola, acusado de ser el autor del atentado en la T4 de Barajas junto a Igor Portu.
El mismo día que Sarasola, fue excarcelada Oihiana San Vicente, también ex miembro del 'aparato logístico' y también presa en Francia de donde han sido expulsados ambos. Además, Francia excarceló a Gorka Azpitarte, considerado una persona de confianza del que fuera fugaz 'jefe militar' de ETA, Jurdan Martitegi, fue detenido en 2009 y condenado en Francia a cinco años de cárcel por lo que ya ha cumplido su condena.
En España quedaron libres Goizane Pinedo, Unai Ruiz, Irati Mujika e Idoia Iragorri, los cuatro en libertad provisional. Están acusados de pertenecer a Segi y protagonizaron una huida para no presentarse al juicio contra 40 jóvenes de la organización juvenil celebrado en la Audiencia Nacional.
También en marzo salieron de prisión los responsables de Gestoras Pro Amnistía y su sucesora Askatasuna Josu Beamunt, Iñaki Iozaga, Asier Birumbrales y Xabin Juaristi. También Ibon Elorrieta, detenido en 2004 cuando trataba de introducir en España una furgoneta cargada de armas y explosivos, Endika Abad, detenido en 2006, e Iñigo Otazua, tras 20 años en prisión.
Por último, en el presente mes de abril, son siete los presos etarras que han quedado en libertad. En situación provisional se encuentran Jon Lizarribar y Ruben Gelbentzu, detenidos ambos en junio de 2013. Ambos están considerados miembros del denominado comando Izarbeltz y la Guardia Civil tiene acreditada su participación en cuatro atentados en 2002 contra la Universidad de Navarra, El Corte Inglés de Zaragoza y dos empresas de Arguedas y Azagra (Navarra).
Germán Rubenach, condenado a más de 200 años de cárcel por varios asesinatos cometidos en los años 80, quedó en libertad con la condena cumplida tras la derogación de la 'doctrina Parot'. Iker Esparza, condenado a cinco años por integrar el 'aparato logístico' también quedó libre en Francia al igual que Urtzi Paul y Alberto Marin, condenados por actos de 'kale borroka'. Fuentes de la lucha antiterroristas consultadas por Europa Press afirman que no han detectado ninguna incorporación a ETA recientemente ni ven riesgo de que este fenómeno pueda volver a producirse.