Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los etarras detenidos en Francia han cambiado mucho en los últimos años

El caso de López Peña, el hasta ahora número uno de la banda terrorista quedó claro en el momento de su detención. La imagen hablaba por sí sola, los años no habían pasado en balde. Además, según las fuentes de la lucha antiterrorista se trata del jefe de ETA con menor nivel intelectual de los últimos tiempos. Ahora tomará su puesto el número dos Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki'.
Pero, no es el único. Ainhoa Ozaeta, integrante del aparato político-negociador de ETA bajo la dirección de 'Josu Ternera' cuando se inició la tregua, también ha cambiado considerablemente. Desde la ruptura de la tregua, Ozaeta formó parte del aparato político y militar de ETA junto a Igor Suberbiola y Jon Salaberria. 

Algo parecido le ha ocurrido al ex parlamentario de Batasuna, Jon Salaberría, quien se encontraba huído de la Justicia desde mayo del año 2005 y que había sido procesado por el juez Baltasar Garzón en el sumario que investigaba la subordinación de Batasuna a ETA.


Aunque quizá el caso más sorprendente sea el de Igor Suberbiola quien ha pasado de ser conocido en Jarrai como 'Mozolo' (idiota) a ser el lugarteniente de López Peña. Las fuentes de la lucha antiterrorista no se explican tal ascenso en el escalafón de la banda. Al parecer, carece de toda preparación. De hecho, su encargo anterior era el de controlar los aparatos de reserva de ETA.

Ahora los cuatro etarras se encuentran en Paris, en los locales de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), donde permanecerán bajo arresto hasta que este sábado, según previsiones, pasen a disposición judicial. RSO