Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La exadministrativa de Tauroni afirma que el cabecilla de la trama llamaba 'Conill' a Blasco

Afirma que tras preguntar por el plan de trabajo de Hemisferio le respondieron que "estaban viendo a ver donde iba a recalar Blasco"
Maribel Castillo, exadministrativa de la Fundación Hemisferio --entidad que presidía el empresario y considerado presunto cabecilla de la trama del 'caso Cooperación, Augusto César Tauroni--, ha afirmado que su jefe llamaba 'Conill' al exconsejero de Solidaridad y diputado No Adscrito en las Cortes, Rafael Blasco, y ha dicho que le apodaba "siempre" así. Los informes policiales apuntan a que a Blasco se le conocía como 'Conill', 'Conejo' o 'Roger Rabbit' por parte de la trama, y que bajo estos apodos se le acordaba entregar cantidades de dinero, algo que tanto él como el empresario en prisión han negado.
Castillo se ha pronunciado en estos términos en su declaración en calidad de testigo en la primera pieza del 'Caso Cooperación', en la que se investigan presuntas irregularidades en la concesión de ayudas de la extinta Consejería de Solidaridad a la Fundación Cyes en el año 2008, y en la que hay nueve acusados, entre ellos Blasco. En esta jornada también han declarado, como testigos, uno de los directivos de la Fundación Hemisferio y empleado de GCS, Joaquín Rafael Blasco; y el administrador único de Arcmed, Alfonso Navarro.
La exadministrativa ha explicado durante el interrogatorio que conoce a Tauroni --único acusado en prisión en esta causa-- desde finales de 2008 o principios de 2009, cuando comenzó a trabajar para él en la Fundación Hemisferio.
Ha expuesto que mantenía una relación de "amistad" y de "confianza" con él, y aprovechando esta circunstancia, el fiscal le ha preguntado por si sabe el apelativo que utilizaba Tauroni para referirse a Blasco, a lo que ha contestado: el 'Conill', y ha puntualizado que "siempre" le apodaba así.
Este extremo ha sido negado en diversas ocasiones tanto por Blasco como por Tauroni. De hecho, éste último afirmó en su declaración como acusado ante el tribunal que no se refería a Blasco ni como 'Conejo' ni como 'Roger Rabbit' ni como 'Conill', y pidió "dejar de lado la paranoia de Walt Disney". Así mismo, aseveró que empleaba este término cuando pedía a sus comerciales que salieran a buscar clientes, a los que decía: "salir a cazar conejos".
Así mismo, sobre el uso de este apelativo, la defensa de Blasco ha preguntado a Castillo si sabe si Tauroni utilizaba la palabra 'Conejo' para referirse también a otras personas, a lo que ha respondido que "no", para seguidamente, tras repreguntarle el letrado por si no lo sabe, ha dicho: "no lo sé".
"ALGUNA VEZ QUEDARON"
A Castillo, quien ha mantenido que no tuvo ninguna intervención en las subvenciones concedidas a la Fundación Cyes en el año 2008, se le ha preguntado también si tiene constancia de que se conocieran las mujeres de Blasco y de Tauroni, o de que salieran los cuatro a comer o a cenar, a lo que ha dicho que desconoce si se conocían las mujeres. Pero sí ha precisado que Tauroni le comentó "en alguna ocasión" que ambos quedaban a comer. "Creo que alguna vez quedaron en su casa de Alzira". Según consta en la causa, el exconsejero tiene una vivienda en esta localidad.
Sobre este extremo, Blasco aseguró en su declaración como acusado que "nunca" había estado en casa de Tauroni y que "nunca" había comido con él. También señaló que la relación entre ambos fue "más frecuente" al destaparse el 'caso Cooperación' en la prensa, y que desconocía que el empresario tuviera las empresas Arcmed o Dinamize.
Por otro lado, Castillo ha explicado que mantuvo una conversación telefónica con su marido --Fernando Cañete, quien compartía ONGs con Tauroni-- en diciembre de 2011, en la que le pregunta qué plan de trabajo había, puesto que tenía conocimiento que no iban a tener más proyectos. A esto le contestó que no lo tienen claro y que "estaban viendo a ver dónde iba a parar el señor Blasco".
Asimismo, la exadministrativa ha afirmado que "nunca" habló con Rafael Blasco, y que tampoco le ha entregado dinero de parte de Tauroni. También ha dicho que desconoce si su jefe recibió programas o artículos de opinión por parte del exconsejero, y ha negado que Tauroni le mandara tratar con alguien de la consejería para conseguir algo irregular.
NO RECUERDA NADA
Previamente a Castillo le ha tocado el turno a Alfonso Navarro, quien no recordaba prácticamente nada, ni tan siquiera si fue Tauroni quien le designó como administrador de Arcmed. Ha afirmado que no recuerda si se le encargó confeccionar facturas pro forma de Arcmed, y ha dicho que le "suena" la prestación de servicios entre Armed y la Fundación Cyes, aunque no recuerda ni el contenido ni las duraciones.
El fiscal le ha preguntado si recuerda haber vendido acciones de Arcmed al exjefe del área de Cooperación, Marc Llinares, puesto que figura en la causa el correo electrónico mllinares@arcmed.es, a lo que ha vuelto a decir que no lo recuerda.
Por otro lado, Joaquín Rafael Blasco, quien tampoco recordaba o desconocía la mayor parte de las preguntas que se le han formulado, ha señalado que no le consta haber intervenido en las subvenciones de la consejería: "que me conste o que recuerde, no", ha aseverado.
Al respecto, al ser interpelado por qué envió desde su cuenta de hotmail dos facturas pro forma de Arcmed, en formato PDF y bajo el nombre de 'Joaquín', ha respondido que desconoce quién o cómo se ha podido enviar, porque él no lo ha hecho, y ha agregado: "quizá se haya hecho para ocultar el verdadero autor".
Lo único que sí recordaba es que fue con Tauroni a una reunión con el presidente de la Fundación Cyes, Marcial López, en Canet, pero ha dicho que no recuerda la fecha, que sabe que no era verano porque "había muchos coches. Solo recuerdo ese flash". Sobre el contenido del encuentro ha indicado que no estuvo presente y lo desconoce: "estuve al margen al 100 por cien", ha aseverado.