Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exalcalde madrileño confiesa que se inventó un contrato para justificar un ingreso de 100.000 euros en Andorra

El alcalde de Ciempozuelos (Madrid) entre 1991 y 1995, Joaquín Tejeiro, ha reconocido que se inventó un contrato en abril de 2006 que falseaba que iba a cobrar comisiones millonarias por recalificar unos terrenos para justificar en Andorra el ingreso de 100.000 euros y ha admitido que se le ocurrió eso porque no tenía solvencia económica.
"Se me ocurrió eso", ha admitido en el juicio por el 'caso Ciempozuelos' que se celebra en la Audiencia de Madrid ocho años después de la denuncia presentada por Manos Limpias. El fiscal acusa a Tejeiro y al exalcalde Pedro Antonio Torrejón de cobrar comisiones millonarias por la modificación del Plan General de Urbanismo de esta localidad madrileña.
En su declaración se ha negado a contestar a las acusaciones, entre ellas al PP, ya que a su juicio "no buscan la verdad como el fiscal, sino otros intereses". Tejeiro se enfrenta a una petición fiscal de seis años y medio de cárcel por delitos de corrupción urbanística y blanqueo de capitales.
Al exalcalde socialista le implicó un contrato que remitió a la banca andorrana en el que justificaba el ingreso de cierta cantidad por haber cobrado unas comisiones de 40 millones a cargo de unos empresarios por recalificar unos terrenos rústicos, un extremo que según su declaración era "falso".
A preguntas del fiscal sobre por qué viajó a Andorra en febrero de 2006, el acusado ha relatado que quiso llevar un dinero que tenía en efectivo en su casa y que había cobrado por transferencias con motivo a diferentes actividades.
"No me atrevía a meterlo en un banco en España porque era cierta cantidad. Se da la circunstancia de que iba un amigo, Pedro Torrejón. Había habido unos intentos de robo y en casa no rentaba. Allí sí por los fondos de inversión", ha detallado.
AHORROS FAMILIARES
En esta línea, ha explicado que los 100.000 euros que ingresó procedían de ahorros familiares, de unas herencias y de unos trabajos de asesoramiento de hizo con unas consultarías. "La mayor parte de ese dinero de cobros anteriores a 2001", ha precisado Torrejón, siendo preguntado seguidamente por el fiscal sobre por qué si es así no tiene recibos de conversión de pesetas a euros.
En cuanto a la apertura de la cuenta, ha indicado que le preguntaron a qué se dedicaba y si tenía alguna tarjeta de su actividad empresarial. "Nadie le pregunto sobre si era alcalde, sino sobre la actividad empresarial", ha señalado. "Ellos rellenaron el formulario. No dijo que era alcalde porque nadie le preguntó", ha insistido.
Sobre el contrato que mandó en abril de 2006 a Andorra, ha explicado que le pidieron justificar el ingreso con un certificado bancario. "Nos dijeron que había que buscar una justificación o que me invente algo. No tenía solvencia en bancos y se me ocurrió hacer eso. Bromeaban de que la cantidad era muy poca", ha admitido en alusión al documento que remitió a la banca andorrana desde un fax de casa de Torrejón.
"Fui a su casa a poner el fax. Nadie me dijo nada. Era muy tarde y me fui. Se lo conté días después cuando recibe una llamada de Andorra para pedirnos que subiéramos. Yo hice las dos firmas", ha señalado.
"En Semana Santa, me dediqué a redactar el contrato. El esquema lo saqué de los contratos del Ayuntamiento porque había empresas que pedían comprar suelo. Los datos los saqué del Grupo Municipal Socialista", ha especificado.