Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El padre del exalumno que denunció abusos en un colegio de Barcelona asegura que al menos otra decena dicen ser víctimas

"Después de verme en la tv mi hijo me ha abrazado y me ha dado las gracias"
El padre del joven que denunció abusos sexuales por parte de su profesor de Gimnasia en el colegio Maristas-Les Corts de Barcelona asegura que ha recibido correos de "entre 10 y 15" exalumnos que supuestamente sufrieron abusos, y seis o siete de ellos estudian denunciarlo.
En declaraciones a Europa Press este viernes, Manuel ha explicado que los abusos empezaron en 2007, cuando su hijo tenía 13 años --ahora tiene 21--, y se dieron hasta el 2010, cuando decidieron cambiarlo de centro porque el menor aseguraba sufrir 'bulling' de sus compañeros de clase.
"Nos iba dando pequeñas pistas pero no las entendimos" --ha dicho-- ya que no quería jugar a la pelota ni hacer Gimnasia e incluso presentó al profesor falsas notas de sus padres para no ir a esa clase.
LO OCULTÓ DE 2007 A 2013
El joven mantuvo los abusos en silencio hasta que, en 2013, cayó en una depresión, su madre le forzó a hablar y él lo hizo por whatsapp: "Mamá, ¿tú tienes secretos? Yo, sí. No te enfades conmigo, pero el profesor de gimnasia abusó de mí".
El padre ha explicado que el 30 de diciembre de 2013 se reunió con la directora del colegio: "Nos dijeron que denunciáramos pero no nos ofrecieron ayuda. Eso es una patraña".
HA DENUNCIADO EN ENERO
El progenitor puso una denuncia ante los Mossos d'Esquadra el 18 de enero de 2016, cuando el joven ya estaba en condiciones para afrontar el tema, y su hijo la ratificó ocho días después, el 26.
Fue entonces cuando Manuel reaccionó: "Al leer en la denuncia todo lo que le hicieron a mi hijo se me revolvieron las tripas, me enfadé y salí a la calle a colgar carteles con su foto".
En el cartel, además de alertar de los presuntos abusos, indicaba un correo electrónico para que otras posibles víctimas se animasen a hablar: "Unos seis o siete exalumnos más se están pensando denunciar".
CONSORCI D'EDUCACIÓ DE BARCELONA
Manuel acudió este martes al Consorci d'Educació de Barcelona --donde están representados Ayuntamiento de Barcelona y Generalitat-- con la denuncia para exponer los hechos: "Se quedaron horrorizados y me dijeron que no sabían nada".
El joven se encuentra mejor de lo que su padre esperaba tras hacer público el abuso: "Después de verme en la televisión, me ha dado un abrazo y me ha dado las gracias por hacer lo que estoy haciendo por él".