Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El excapitán Muñecas abandona la Audiencia Nacional ocultando el rostro tras un paraguas abierto

El guardia civil evita hacer declaraciones sobre su presencia en una comida celebrada días antes del aniversario del 23-F
El excapitán de la Guardia Civil Jesús Muñecas ha abandonado la Audiencia Nacional más de una hora después de que finalizara la vista de extradición en la que se ha examinado su entrega a Argentina, que le reclama por torturas, tapándose el rostro con un paraguas negro abierto.
Muñecas ha intentado impedir que su imagen fuera captada por los medios de comunicación, que no han podido recoger su llegada a las dependencias judiciales, que se ha producido a primera hora de la mañana.
Durante la vista, que ha comenzado pasadas las once de la mañana, el abogado del guardia civil al que investiga la juez argentina María Servini por las torturas sufridas por un detenido en Zarautz (Guipúzcoa) en 1968, ha reclamado al tribunal presidido por el juez Alfonso Guevara que no se grabara su comparecencia "por razones de seguridad". El magistrado ha desestimado su reclamación con el argumento de que este tipo de vistas son públicas.
Una hora y diez minutos después el excapitán abandonaba la Audiencia Nacional a pie y era recogido por un coche que le esperaba en la puerta. Muñecas ha accedido al vehículo y ha mantenido el paraguas abierto mientras se encontraba en su interior.
CONMEMORACIÓN DEL GOLPE DE ESTADO
No ha querido responder a las preguntas formuladas sobre su asistencia el pasado 18 de febrero, cinco días antes de la conmemoración del golpe de estado del 23-F, a una comida celebrada en el cuartel de la Guardia Civil de Valdemoro (Madrid) a la que asistió también el teniente coronel Antonio Tejero, que dirigió la intentona. Su hijo, Antonio Tejero Díez, fue destituido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por organizar el encuentro en las dependencias del instituto armado.
Durante la comparecencia, en la que el guardia civil se ha opuesto a ser entregado a Argentina, el fiscal Pedro Martínez Torrijos ha defendido la prescripción del delito que se le imputa si bien ha apuntado que si el Estado argentino presenta denuncia en España el Juzgado Decano de Azpeitia debería asumir las actuaciones.
Al término de la vista de extradición Ana Messuti, abogada del colectivo Ceaqua, que presentó la querella en Argentina, ha defendido la vigencia del principio del derecho según el cual a un reclamado "o lo entregas o lo juzgas". "O lo entregas o lo juzgas cuando se trata de ese tipo de delitos. Creo que en cierto modo el fiscal estaba reconociendo la aplicación de este principio", ha dicho.
La Sección Segunda de la Sala de lo Penal también estudiará el próximo 10 de abril la extradición a Argentina del exinspector de Policía Antonio González Pacheco, alias 'Billy el Niño', al que la juez argentina reclama por haber torturado presuntamente a otras 13 personas. Mientras se tramita este proceso los dos reclamados tienen prohibido, por orden del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, salir del territorio nacional y realizar comparecencias semanales en el juzgado más próximo a su domicilio.