Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos exdiputados de la CUP avisan de que los votos del 27S sólo permiten "iniciar" el proceso

Lamenta que la negociación de JxSí careciera de "debate honesto"
Los exdiputados de la CUP en el Parlament Julià de Jòdar y Josep Manel Busqueta, que renunciaron a su acta de diputado el martes en virtud del acuerdo con JxSí, han advertido de que el resultado obtenido por los independentistas el 27S es "una mayoría formidable que permite iniciar el proceso hacia la independencia pero no concluirlo".
Lo han dicho en una carta dirigida a su militancia y "a la ciudadanía en general" en la que explican su paso por la cámara y su trabajo, basado precísamente en esa lectura del resultado de las elecciones catalanas.
En ese sentido, la labor de De Jòdar y Busqueta no sólo se ha circunscrito al inicio de proceso de ruptura, sino a "dar señales inequívocas que permitiesen sumar al proyecto colectivo" a todos aquellos que no se sintiesen identificados.
Por eso, explican que para ellos las políticas que se deben abordar en los 18 meses que debe durar la legislatura comienza tenían que mostrar, a nivel social y constituyente, que "la república que emergía era la de la justicia social y la democracia real".
"Que con la autonomía, la corrupción y la austeridad se dejaban enterrados para siempre eccemas que no habían parado de supurar en el marco del caduco e irreformable Estado español", exponen y destacan que era necesario dar el mayor impulso al proceso desligándolo de personalismos y de partidismos, para darle un marcado perfil transversal.
NEGOCIACIONES
De Jòdar y Busqueta califican de "duros y difíciles" los tres meses de negociaciones que han mantenido con JxSí para alumbrar un Govern: "Tres meses que nos han permitido constatar, una vez más, que la discusión y el debate respetuoso, franco y honesto no son siempre las premisas desde las que se articula la democracia".
Reconocen haber pecado de ingenuos por creer que "un debate de país y no sólo de poder era posible", pero esgrimen que la negociación concluyó y se inicia la nueva legislatura con un nuevo presidente de la Generalitat, el recién nombrado Carles Puigdemont.
LA CUP NO SE DEBILITA
Al margen de la renuncia voluntaria del cabeza de lista, Antonio Baños, la renuncia de los dos diputados fueron las consecuencias que sufrió la CUP en la negociación y que se vieron obligados a renunciar a sus actas, a cambio de que el expresidente Artur Mas diera un paso al lado.
Con todo, advierten de que el desconocimiento de su formación ha hecho pensar a JxSí que estas dimisiones "podían hacer daño" a la CUP.
"El acta de diputado no nos hace más fuertes, sólo nos hace más públicos", exponen, avisan de que dejan diez voces en el Parlament y que vuelven a la calle a seguir trabajando.