Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exgeneral de la Transición espera no ver al Ejército en Cataluña pero recuerda que debe defender la unidad de España

Cree que el Gobierno siempre ha ido "a remolque" en este asunto y pregunta cómo se va a evitar que se saquen las urnas a la calle el 9-N
El general en la reserva Manuel Fernández-Monzón Altolaguirre, que fue portavoz del ministerio de Defensa y miembro de los servicios de inteligencia del Ejército durante la Transición, ha asegurado que espera no tener que ver a las Fuerzas Armadas interviniendo en Cataluña, si bien ha recordado que la Constitución otorga al Ejército la misión de "garantizar la soberanía e independencia" de España y "defender su integridad territorial".
Durante la presentación en Madrid de su libro 'El sueño de la Transición. Los militares y los servicios de inteligencia que la hicieron posible', coescrito con Santiago Mata, el general ha tachado de "locura" las aspiraciones soberanistas de Cataluña y la convocatoria de una consulta independentista.
Aunque desde el Gobierno se asegure que esa consulta no se va a celebrar, y aunque ésta ya haya sido suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional, Fernández-Monzón ha dicho que le gustaría que le dijeran "cómo y con qué medios" concretos se va a evitar que el próximo 9 de noviembre se saquen las urnas a la calle en Cataluña.
A la pregunta de si ve a las Fuerzas Armadas ejerciendo un papel en este asunto, el general ha afirmado que espera no ver una situación así, si bien ha recordado la existencia del artículo 8 de la Constitución, el cual establece concretamente que los Ejércitos "tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional".
EN LA CADENA DE MANDO NO ESTÁ EL GOBIERNO
Además, ha subrayado que la cadena de mando de las Fuerzas Armadas empieza en el Rey, continúa por el Estado Mayor de la Defensa y los jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos, y así sucesivamente, y que "nadie más" interviene en esa cadena de mando, ni siquiera el Gobierno.
Y en este sentido, ha recordado que durante la Transición se elaboró un documento llamado "Supuesto anticonstitucional máximo" según el cual se preveía que si las instituciones de los poderes Legislativo y Ejecutivo permitieran que "se alterara el orden constitucional, la integridad territorial o la unidad de España", las Fuerzas Armadas tendrían la obligación de "levantarse".
"Espero que la serenidad nos lleve a que eso no ocurra", ha señalado el general en la reserva, que ha añadido que sería "catastrófico" ver al Ejército en las calles de Cataluña para evitar la celebración de la consulta.
Eso sí, Fernández-Monzón ha advertido de que el 9 de noviembre está "a la vuelta de la esquina" y se ha preguntado "cómo se evita" la consulta y "a quién van a obedecer" los Mossos de Esquadra llegado el momento. A su juicio, la actuación del Gobierno en todo este asunto ha sido siempre ir "a remolque" y llegar "tarde", lo que ha permitido, en su opinión, que se haya extendido el sentimiento independentista.
Para el general, estas aspiraciones soberanistas en Cataluña son fruto de un proceso que sigue pendiente desde la Transición, y es la "vertebración" del Estado español, la cual, a su juicio, no se realizó correctamente debido a la rapidez del proceso de pasar de la dictadura a la democracia.
MONARQUÍA, INSTITUCIÓN DEL PASADO
En cuanto a la Monarquía, Fernández-Monzón la considera una "institución del pasado" que tenía sentido cuando los reyes ejercían un poder absoluto, si bien tampoco ve sentido a una República siguiendo el modelo alemán o italiano, donde existe un presidente y un primer ministro que es el que ejerce el Poder Ejecutivo.
A su juicio, el modelo "más racional" es el de Estados Unidos, donde el presidente de la República es al mismo tiempo el jefe del Gobierno, si bien no ve cree que en España se den las condiciones para abrir un debate sobre el modelo de Estado porque opina que éste se debe producir "desde unas coordenadas de serenidad que ahora no se dan".