Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un exgerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, imputado por un desfase de un millón de euros en un contrato

El exgerente del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Juan Carlos Castro, ha sido imputado por un delito de malversación de caudales públicos ante el encarecimiento en casi un millón de euros de la adjudicación del contrato de transporte adaptado de personas dependientes a centros de día de Zaragoza, Borja y Torres de Berrellén en abril de 2011.
El Juzgado de Instrucción número 8 de Zaragoza investiga estos hechos después de que la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Zaragoza haya apreciado que podría haber indicios de delito tras estudiar la documentación remitida por el Tribunal de Cuentas, según ha informado este miércoles, 23 de abril, Heraldo de Aragón.
El Tribunal de Cuentas señala que el presupuesto de licitación del contrato se calculó a partir de unas previsiones de demanda muy alejadas de la realidad ya que el IASS estimó que usarían el servicio 260 usuarios al mes, cuando la demanda real no supera los cien. El informe apunta que el importe de adjudicación se ha visto encarecido en torno a 971.000 euros.
El exgerente del IASS declaró este martes ante el juez junto a una interventora, también imputada, y ambos explicaron que el contrato se formalizó conforme a las previsiones de los futuros beneficiarios de la ley de la dependencia, que después no se han cumplido por la situación económica, argumentaron.