Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La explosión de la furgoneta de Barakaldo fue fortuita

La furgoneta Renault Express llevaba aparacada hora y media en un parking público de la calle Gernikako Arbola, cerca del Palacio de Justicia. El perro adiestrado que se encontraba en la parte posterior del vehículo sobrevivió al accidente.
La explosión se ha producido sobre las 21:50 y ha causado importantes daños en los coches aparcados junto a la furgoneta, pero no ha habido que lamentar víctimas personales. En el interior del vehículo había muestras de material explosivo que los agentes utilizan para el adiestramiento de los perros.
Los análisis de los técnicos en desactivación de la Ertzaintza se han decantado por una explosión fortuita de los explosivos de adiestramiento canino que contenía la furgoneta. Los ocupantes habían aparcado el vehículo para acudir a cenar. La explosión tuvo lugar cuando los dos agentes se disponían a validar el ticket del aparcamiento para abandonarlo.
Tras la inspección ocular, la furgoneta ha sido trasladada a las instalaciones de la Ertzaintza en Erandio para continuar con la inspección. 
El Departamento de Interior desarrollará una investigación minuciosa, que será trasladada a la Autoridad Judicial, con el objeto de esclarecer totalmente lo sucedido y determinar las responsabilidades en las que se haya podido incurrir. Además, se abrirá de oficio un procedimiento disciplinario. MLS