Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ley faculta al Ejecutivo venezolano a nombrar un "jefe de gobierno" para Caracas

Ledezma introdujo un escrito ante el CNE en un intento por frenar la aprobación de la nueva ley que, según su criterio, mermaría aún más sus atribuciones como alcalde del área metropolitana de Caracas. EFE/Archivotelecinco.es
La unicameral Asamblea Nacional (AN) de Venezuela aprobó hoy la llamada Ley del Distrito Capital que faculta al Ejecutivo a designar un "jefe de gobierno para Caracas", con competencias y recursos a cargo del alcalde de elección popular.
La norma afecta frontalmente a Antonio Ledezma, titular de la Alcaldía Metropolitana por voto popular y un acérrimo opositor al presidente del país, Hugo Chávez.
Ledezma protestó por la norma ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y, adicionalmente, pidió a la autoridad electoral que convoque a un referendo para que el asunto sea dirimido por los electores.
Según indica la norma, el nuevo cargo "será de libre nombramiento y remoción" por parte del presidente del país, y quien éste escoja "administrará la hacienda pública, elaborará y ejecutará planes de desarrollo", y se encargará de "la tutela sobre los entes de la administración descentralizada del Distrito Capital".
La ley incluso despojará a Ledezma de su despacho, una vez que detalla que "la sede del Gobierno del Distrito Capital será el histórico Palacio de Gobierno de la extinta Gobernación del Distrito Federal, el cual se encuentra ubicado en el lado norte de la plaza Bolívar de la ciudad de Caracas".
"Los bienes del Distrito Capital -añade el texto - serán aquellos que sean adquiridos, cedidos, traspasados o donados, ya sean éstos de carácter público o privado, y los que (...) le sean transferidos" desde la alcaldía metropolitana.
Ésta sólo ejercerá funciones de ente coordinador de las cuatro alcaldías menores de Caracas (Chacao, El Hatillo, Sucre y Baruta), actualmente bajo las órdenes de burgomaestres opositores a Chávez.
El "jefe de gobierno para Caracas" gobernará principalmente sobre el municipio Libertador, el mayor de la ciudad y el único que quedó en manos del oficialismo tras el resultado de las elecciones municipales del pasado 23 de noviembre.
Eventualmente su titular, el ex vicepresidente del Ejecutivo de Chávez y ex presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE) Jorge Rodríguez, podría ser designado por el mandatario venezolano para el nuevo cargo, según algunas versiones periodísticas.
Sea éste u otro el elegido por Chávez, podrá, además, "seleccionar contratistas y contratar obras públicas".
Horas antes de instalarse la sesión en la que se aprobó la norma en segunda y definitiva discusión, la presidenta de la AN, la oficialista Cilia Flores, recordó que Ledezma ya dirigió Caracas en décadas pasadas y le achacó el deseo de "querer retomar tiempos en los que la tenía sumida en la violencia y la desestabilización".
En una nota de prensa de la AN, Flores remarcó que "eso no volverá a ocurrir" y que "los organismos de seguridad del Estado preservarán la paz de todos los caraqueños".
Ledezma ya vio reducidas sus potestades nada más asumir el cargo y así, por ejemplo, perdió el control de la Policía Metropolitana, con cerca de 10.000 agentes ahora a las órdenes del Ministerio del Interior, y la gestión de varios hospitales que estuvieron bajo el mando de su antecesor, el oficialista Juan Barreto.
Al introducir su petición de referendo ante el CNE, Ledezma repitió, como lo viene haciendo desde que se limitaron sus poderes, que con esa y otras decisiones "centralizadoras del poder" está en peligro la democracia del país y que los militares no deberían acatar órdenes que sean anticonstitucionales.
El alcalde reafirmó que la ley atenta contra la Constitución de 1999, que garantiza la descentralización, y que es un nuevo paso hacia la instalación en Venezuela de un "régimen dictatorial".
Ledezma ganó la alcaldía como candidato de todos los partidos de la oposición a Chávez al ex ministro de Educación Aristóbulo Istúriz, en lo que fue considerada la mayor sorpresa de los comicios municipales.