Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia del fallecido en Cartagena muestra su "sorpresa" tras el arresto de seis policías vinculados con su muerte

"Ni remotamente podría haber pensado esto, es increíble. Pensaba que había sido un vecino con el que tenía un problema", dice su hermano
Enrique Pérez Tomás, hermano del fallecido el pasado marzo en Cartagena, ha manifestado su "fuerte sorpresa" tras conocer la noticia de que seis agentes de la Policía Nacional han sido detenidos este lunes por su presunta relación con la muerte de su familiar.
"La sorpresa ha sido muy fuerte, es increíble, es increíble, increíble", ha dicho en declaraciones a Europa Press el hermano del fallecido. "Ni remotamente podría haber pensado esto", ha añadido en relación al arresto de seis agentes.
Según ha recordado, la última vez que vio a su hermano fue en la cafetería que regenta. Fue a verle a su puesto de trabajo y después nunca más le volvió a ver. "Confíe en ellos (la Policía) y mira", ha dicho Enrique Pérez, al tiempo que ha recordado que cuando preguntaba por su hermano desaparecido un policía le dijo que "podría estar por otro pueblo llamado Los Mateos".
La familia llegó a difundir carteles sobre la desaparición de Diego Pérez Tomás, de 43 años de edad. Eso fue tras presentar la denuncia en la Comisaría de Cartagena, según relata el hermano del fallecido: "nos dieron 24 horas para ponerla y cuando transcurrieron nos llamaron diciendo que ya podíamos ponerla porque le estaban buscando y no le encontraban".
Según dice, tras enterarse de la noticia ha llamado a la Comisaría, pero no ha recibido información. "Me han dicho que por el momento no pueden decir nada".
Diego Pérez Tomás vivía en la barriada Virgen de la Caridad de Cartagena, más conocida como 'Las Seiscientas'. Preguntado acerca de si algún vecino vio algo responde que "nadie vio nada. Todos callados". "Yo pensaba que había sido un vecino. Tenía un problema con un vecino, yo le he acusado y el pueblo muchas veces le ha acusado a ese vecino de que había sido él", ha zanjado.
El propio desaparecido había llamado días antes de desaparecer a la Policía Nacional para alertar de que algunos vecinos le estaban amenazando, según informaron fuentes policiales a Europa Press. Hasta el lugar se desplazó una patrulla de la Policía Nacional que encontró al hombre en su domicilio, nervioso y excitado, pero no encontraron a ningún vecino ni a ninguna persona por los alrededores, por lo que los agentes se retiraron y continuaron su servicio ordinario.