Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal acusa al juez Castro de tejer una "teoría conspiratoria" contra la infanta

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha presentado un escrito en la Audiencia de Palma en el que acusa al juez instructor de tejer una "teoría conspiratoria" contra la infanta Cristina. Horrach, que ha decidido no recurrir la imputación de la hija del rey por fraude fiscal y blanqueo de capitales, pide que testifiquen los peritos de Hacienda que dieron por buenas tres facturas de Aizoon que Castro considera falsas.

Horrach ha presentado un escrito en la Audiencia de Palma, en el que no recurre la imputación de la infanta Cristina, que deberá declarar el próximo 8 de febrero, pero arremete contra el juez José Castro por tejer una "teoría conspiratoria" contra la hija del rey, acusada de blanqueo de capitales y fraude fiscal.
El represenatnte de la Fiscalía considera en su escrito que el juez sustenta la imputación de Cristina de Borbón sobre sus propias discrepancias con los informes de Hacienda sobre la facturación de Aizoon, la sociedad que comparten al 50% los Duques de Palma. 
El fiscal del caso Nóos ha pedido que testifiquen, antes que la infanta, los peritos de Hacienda que dieron por buenas tres facturas de Aizóon por valor de 96.000 euros y que exonerarían a la hija del rey del delito fiscal. Para Horrach es “necesario e imprescindible” que los peritos de Hacienda aclaren sus análisi fiscales.
El fiscal argumenta que "el propio juez pone de manifiesto "dudas", a lo largo del extenso y detallado auto", sobre "la apariencia delictiva de las conductas de naturaleza tributaria atribuidas" a Cristina de Borbón y sobre "dudas" no se debe articular una imputación.
Así, Horrach ha considerado "imperativo" citar a quienes puedan despejar las dudas. De otro modo, según destaca el fiscal, "se corre el grave riesgo de que la toma de declaración de Doña Cristina verse sobre reproches éticos y no sobre hechos presuntamente delictivos".
Según defiende Horrach, "nadie discute el hecho de que Doña Cristina realizase con cargo a la sociedad gastos estrictamente personales", pero considera que "no tiene sentido, a efectos de la comisión de un supuesto delito fiscal, teorizar sobre gastos personales cargados a la Sociedad", ya que es "nula" su relevancia penal.
Por ello, destaca que la afirmación de Castro, en la que considera como "escasamente probable" que la cuota defraudada supere los 120.000 euros es "de todo punto errónea", ya que no solamente es "escasamente probable", sino "materialmente imposible", afirma Horrach.
 "Es imposible, dada la cuantía de los gastos personales --de la infanta--, que la cuota defraudada alcance el umbral de los 120.000 euros", destaca el fiscal en su texto en el que además afirma que, no solamente es posible determinar las cuotas que la infanta podría haber supuestamente defraudado a la Hacienda Pública en sus declaraciones del IRPF, sino que hacerlo resulta "sumamente sencillo".
Horrach solicita además la declaración de la Inspectora Jefe del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional, ya que "ha sido la profesional que ha liderado la investigación policial del denominado Caso Noos, y la que ha realizado el análisis, recopilación de datos y toma de declaraciones en relación con los gastos de Aizoon".