Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La comisión de formación acuerda cerrar la fase de comparecencias y grupos presentarán conclusiones en septiembre

La comisión de investigación constituida en el Parlamento andaluz sobre el presunto fraude en la formación ha acordado este miércoles, con los votos a favor del PSOE-A, Ciudadanos (C's) e IULV-CA y el rechazo del PP-A e IULV-CA, no celebrar una segunda ronda de comparecientes, de manera que han decidido pasar a la siguiente fase del plan de trabajo, la elaboración de las conclusiones. Así, los grupos deberán registrar sus propuestas antes del 19 de septiembre, según el acuerdo alcanzado, para a partir de ahí empezar a elaborar el dictamen.
Así lo ha comunicado a los periodistas el presidente de este órgano parlamentario, Julio Díaz (C's), tras el acuerdo alcanzado por los grupos en una reunión a puerta cerrada, que ha durado alrededor de una hora y media, con la que han retomado la actividad de esta comisión, toda vez que no se reunían desde el pasado día 31 de mayo, fecha en la que comparecieron el consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, quien cerró la primera ronda de comparecencias, por acuerdo unánime de lo grupos. En total han comparecido 66 personas.
De esta manera, Julio Díaz ha explicado que una vez que los grupos registren sus propuestas de conclusiones, volverá a citarlos en otra reunión para concretar el calendario para comenzar a elaborar el dictamen, que entiende que tardará en llegar al Pleno por la "dificultad evidente". Asimismo, los partidos han acordado este miércoles volver a reclamar a la Junta la documentación pendiente de entrega así como reclamarle nueva, y han cerrado así el plazo para solicitar nueva documentación.
Así, ha señalado que ahora es el Gobierno andaluz el que tiene que enviar lo que falte para que todos los grupos parlamentarios puedan terminar sus conclusiones para el día 19, "ahí está situada ahora la responsabilidad, nosotros ya hemos hecho nuestro trabajo", ha remachado antes de señalar que no se ha puesto ninguna fecha tope para exigirle a la Junta la entrega de la misma.
Respecto a que no vayan a acudir más comparecientes, el presidente del órgano ha resaltado que "no son solo las comparecencias las que componen el grueso del trabajo de la comisión, también lo es la documentación", por eso ahora se ha solicitado nueva documentación al Ejecutivo autonómico al hilo de las últimas personas que han declarado en la comisión.
Entiende que las conclusiones serán "complejas y voluminosas", a la par que no ha querido avanzar ninguna fecha para tener listo el dictamen final, "porque no hay prisa". "No ha habido en este Parlamento ningún dictamen de ninguna comisión de investigación y voy a trabajar para que esta vez no sea así", ha apostillado Julio Díaz.
PP-A: "LOS ERE NO ERAN CUATRO GOLFOS NI LA FORMACIÓN CUATRO TIESOS"
La diputada y representante del PP-A en este órgano parlamentario, Teresa Ruiz-Sillero, ha criticado que la comisión, a tenor de los acuerdos alcanzados este miércoles, "cierra en falso y de manera precipitada", más cuando "llega en el peor momento político de Susana Díaz, cuando más sospechas hay sobre su entorno familiar". También ha rechazado que se haya puesto fecha para la entrega de las conclusiones sin que previamente se haya concretado otra reunión para comprobar si ha llegado la documentación solicitada a la Junta, "para ver si ha cumplido o ha seguido incumpliendo como hasta ahora".
Ha criticado que la segunda ronda solicitada por el PP-A haya sido rechazada por el PSOE-A, C's e IULV-CA, con lo que ninguno de los tres "quiere que vengan los integrantes de la red clientelar, ni los protagonistas de los cursos en la sede del PSOE-A, ni el gerente de Forja XXI, ni más comparecientes de la Faffe", más cuando ha advertido de que "a día de hoy seguimos sin tener la auditoría de la Faffe, una de las líneas de investigación más importante para la comisión que mantiene oculta el PSOE-A".
De la misma manera, ha contrapuesto la "prisa" que, a su juicio, tienen ahora los socialistas por que se cierre la comisión a la "tardanza" del Gobierno andaluz en remitir la documentación solicitada por los grupos parlamentarios, algo que achaca a que "cuantos más documentos y comparecientes vienen, más tiesos afloran en la comisión". "La de los ERE era una cuestión de cuatro golfos, y ahora dicen que la de formación era una cuestión de cuatro tiesos", y ha negado que esto sea así.
Por parte de Podemos, el diputado Juan Ignacio Moreno Yagüe ha mostrado el rechazo de su grupo a que se cierre la fase de comparecientes porque "no se va a llamar a los afectados" de la cuestión que se aborda en la comisión, que "son los ciudadanos andaluces, parados o trabajadores, a los que iban destinados los 3.000 millones de euros de las ayudas y toda la maquinaria administrativa", pese a que constituyen un "elemento esencial", ni tampoco a los profesores de los cursos.
Tras tildar de "alucinante" que "se prescinda de la versión de una parte fundamental", Moreno Yagüe ha anunciado que Podemos va a "intentar solucionar esta anomalía convocando a estos comparecientes" a sus dependencias e "invitando a la prensa a que sustituya a los diputados y les haga las preguntas que estime oportunas", al tiempo que ha lamentado que su grupo "sigue prácticamente sin el 70 por ciento de los documentos que había pedido" y ya "tememos que no van a venir nunca".
Igualmente, ha señalado que la idea es que "antes de un mes" después de la fecha del 19 de septiembre "estén votándose las conclusiones en el Pleno", si bien ha señalado que "dependerá de las conclusiones que presenten los grupos", y que hay que tener en cuenta que en esta comisión son cinco formaciones las que presentan sus propuestas y no tres como ocurrió en la comisión de investigación de los ERE.
Por último, por parte del PSOE-A, el parlamentario Rodrigo Sánchez Haro ha explicado que su grupo pretendía que "los trabajos de la comisión finalizaran durante este periodo de sesiones" y así lo ha planteado en la reunión, creyendo que hay "material suficiente para realizar las conclusiones" en dicho lapso de tiempo, si bien los demás grupos no lo han aceptado.
Entretanto, ha considerado que "hay unas conclusiones básicas en las que los grupos podremos estar de acuerdo" y ha defendido que es "evidente" que todos los comparecientes que han pasado por la comisión han puesto de manifiesto que "el sistema ha funcionado, que no hay ninguna trama y que hay procedimiento administrativo que se ha cumplido".
El coordinador general de IULV-CA y portavoz parlamentario, Antonio Maíllo, señalaba este miércoles que la comisión tiene ya información "suficiente" para comenzar a redactar las conclusiones y determinar las responsabilidades políticas, rechazando así la posibilidad de realizar una segunda ronda de comparecencias, mientras señaló que hay responsabilidad política en quienes diseñaron las órdenes de subvenciones, en quienes establecieron los procedimientos de selección, asignación y fiscalización, "y eso se llama Consejo de Gobierno".