Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cómo funcionaba la trama púnica?

Tras el boom inmobiliario, saquearon las arcas públicas a través de contratos energéticos. Eso es lo que hacían los implicados en la operación púnica. La empresa francesa Cofely es una de las grandes beneficiadas. Cuatro de sus directivos en España están detenidos. La trama amañó 250 millones de euros, de los que 160 fueron a parar a Cofely, que pagó un 3% en comisiones ilegales. Según la investigación, el encargado de recoger el dinero era David Marjaliza, amigo de Francisco Granados, que después repartía las comisiones entre los políticos. Miguel Ángel Villanueva, mano derecha de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, se incorporó a Cofely tras su cese por el caso Madrid Arena.