Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fundador del Grupo Zed abona los 60.000 euros de fianza impuesta para salir de prisión

El fundador y máximo accionista del Grupo Zed, Javier Pérez Dolset, ha abonado la fianza impuesta de 60.000 euros impuesta por el magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón para salir de la prisión en la que se encuentra desde el pasado 30 de junio, según han informado fuentes jurídicas.
El magistrado de la Audiencia Nacional inicialmente decretó su ingreso en prisión tras tomarle declaración, pero posteriormente, según han precisado las mismas fuentes, modificó lo acordado para imponer una fianza de 60.000 euros con la que podría evitar seguir en la cárcel. Pérez Dolset, ha pagado ya dicha cantidad, por lo que en las próximas horas el juez García Castellón autorizará su libertad.
El responsable de Zed, al que se le atribuye los delitos de insolvencia punible, administración desleal, fraude de subvenciones y tráfico de influencias por valerse de más de una decena de sociedades para captar entre 2011 y 2016 un total 69.369.876 euros de fondos públicos, presentó un recurso contra su situación de prisión incondicional dictada por el juez.
El pasado 13 de julio, Pérez Dolset negó ante el juez instructor tener conocimiento de que se cometieran irregularidades por parte de la empresa tecnológica para conseguir subvenciones públicas millonarias de forma fraudulenta, así como que es falso que se aprovechara de un círculo de influencias o que se valiera de proyectos ficticios para conseguir ayudas públicas por valor de cerca de 70 millones de euros entre 2011 y 2016.
El presunto cabecilla de la trama ha reconocido que sufrió presiones por parte del presidente de la Razón, Mauricio Casals, pero ha negado igualmente que éste, imputado en la causa, intercediera para la comisión de las presuntas irregularidades que investiga Castellón y que llevaron a la empresa a la quiebra.
ASEGURÓ QUE ESTÁ ARRUINADO
Además, Pérez Dolset añadió que está arruinado y que todo el capital del que disponía lo había invertido en el grupo familiar. Asimismo, aseguró que no tiene dinero en ninguna sociedad panameña pese a que Anticorrupción apunta que el empresario dispone de fondos por valor de 101 millones de dólares, según las mismas fuentes.
La investigación sobre la quiebra del Grupo Zed, se inició el pasado 29 de junio con la operación conocida como Hanta, que fue dirigida por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y coordinada conjuntamente con la Unidad de Delitos Económicos y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional.
El juez considera que Pérez Dolset tuvo una "intervención fundamental" en la situación de insolvencia de la empresa tecnológica porque creó un sistema con el que obtuvo subvenciones de forma masiva falseando los requisitos para acceder a éstas.