Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El general Ballesteros confía en que Daesh pierda el control de su bastión en Siria este año

El general Miguel Ángel Ballesteros Martín, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa, ha manifestado su confianza en que el Estado Islámico (Daesh) pierda a manos del Ejército sirio el control de su bastión de Raqqa, capital de su autoproclamado califato en territorio sirio.
Se ha expresado así durante una charla coloquio organizada por la Asociación para la Defensa de los Valores de la Transición centrada en la amenaza yihadista. El general cuenta con que a lo largo de este año 2016 el grupo terrorista que dirige Abu Bakr Al Baghdadi pueda sufrir la derrota en su cuartel general por la colaboración entre el Ejército de Bashar Al Assad y Rusia.
También se ha referido a la importancia que tendría que los terroristas perdiesen además el control sobre Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak. Fue tomada por los terroristas en junio de 2014 tras la retirada de las tropas iraquíes, que abandonaron numeroso material militar, incluso de fabricación norteamericana.
Según el general, después de que los yihadistas se apoderasen de todo ese armamento se situaron entre los 20 ejércitos más equipados del mundo. Ha añadido que se hicieron con los recursos económicos de la ciudad llegando a acumular 800 millones de dólares en una sola mañana.
Entres sus fuentes de financiación se encuentra también la venta clandestina de petróleo, facturando más de un millón de dólares a partir de las reservas que exporta desde Siria. La cifra sería aún mayor en Irak, según el general. Otra vía es la venta de obras de arte de los lugares históricos conquistados. Ha explicado que los monumentos y piezas que se destruyen son sólo una parte destinada a sus videos de propaganda.
En cualquier caso, el director del Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa ha advertido de que en caso de que Daesh fuese expulsado del territorio en el que se asienta actualmente, se dispersaría por la zona al estilo de Al Qaeda. Y en ese punto, ha lamentado, la principal amenaza para España será su presencia en Libia, donde ya cuenta con cerca de 6.000 combatientes.