Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El gerente del PP de Vizcaya no ve motivo para entregar el acta y alega que hay una "guerra interna"

Afirma de que el "objetivo" real que se busca "abatir" es la actual dirección del Partido Popular de Vizcaya
El gerente del PP de Vizcaya, Arturo Aldecoa, ha afirmado que no ve motivo alguno para entregar su acta de juntero y ha manifestado que "mal se empieza" si tiene que dimitir por "una guerra interna". Asimismo, ha advertido de que el "objetivo" real que se busca "abatir" es la dirección del PP en Vizcaya.
En una entrevista concedida a Cadena Cope, recogida por Europa Press, Aldecoa se ha referido a la decisión de la Dirección del partido de apartarle de su puesto, por "posibles gastos no justificados", al igual que al contable, Gonzalo Pontes. En este sentido, ha destacado que, a día de hoy, sigue siendo gerente, pero "por llamarlo de alguna forma, estoy de vacaciones".
Según ha indicado, lo que se le planteó el pasado viernes desde el Partido Popular es que si no dejaba su puesto en las Juntas Generales de Vizcaya se le mantendría "apartado, sin actividad en la práctica salvo asistir a plenos".
"Este lunes me han llamado para decirme que el lío montado y las filtraciones no es bueno, ya que hace daño al partido, y que deje las Juntas porque sí, pero les he respondido que no veo ningún motivo para ello", ha aclarado.
De este modo, Aldecoa ha defendido que tiene "un compromiso político con el partido y los electores", ya que lleva en las Juntas Generales de portavoz en temas de Cultura, Euskera y Sostenibilidad desde 1999 con una labor "que hasta otros partidos han reconocido como positiva".
"En lo que va legislatura más del 20 por ciento de las iniciativas presentadas del total de las Juntas son mías y no veo motivo. Si se tiene que dimitir por que en tu partido hay una guerra interna mal empezamos", ha añadido.
Por ello, y ante la posibilidad de que el grupo popular le aparte, ha indicado él trabajará "de la forma que sea y con la misma manera de actuar de siempre".
"Sigo siendo juntero y tengo capacidad de presentar iniciativas. No sé lo que harán, yo me siento del PP y me seguiré sintiendo", ha indicado, para añadir que con la decisión de la formación de retirar las iniciativas que él había presentado "se perjudica la labor de control del gobierno".
En esta línea, ha afirmado que continúa a disposición del partido para "aclarar lo que quieran", aunque "no se me ha llamado y no voy a hacer ni dejar de hacer por guerras internas o querellas".
De este modo, ha considerado que la situación generada se reduce, "en el fondo del asunto", a la existencia de una guerra interna. "Un partido tiene derecho a pedir cuentas, revisar y mirar, pero para eso hay un sistema sencillo ya que la contabilidad está 'on line'. Los auditores pueden venir sin problema, pero esto no ha sucedido así", ha criticado.
"OBJETIVO A ABATIR"
A su juicio, la existencia de "filtraciones internas, repetidas y de varias personas" reflejan una "auténtica campaña" que se ha reflejado en él como gerente, pese a no ser "la pieza que se quería abatir". "Soy un peón muy bajo de nivel. Son otras aguas las que se quieren mover", ha recalcado.
En este contexto, ha remarcado que tiene la sensación de que el "objetivo" real que se busca "abatir" es la dirección del PP en Bizkaia. Por ello, ha considerado que la actual dirección tiene que "reforzarse, preparar bien las elecciones, los congresos, y sumar más gente, pero nunca caer en los cantos de sirena de soluciones mágicas".
Respecto a quién sería "el cazador", ha considerado que es "quien quiera sustituir a la dirección de Bizkaia por otras personas o por sí mismo".
"Somos un partido muy territorial, pero también hay temas personales de grupos de personas que actúan coordinadas y eso mezclado con lo territorial puede dar lugar a este tipo de crisis", ha añadido.
Asimismo, ha reiterado que jamás ha desviado fondos en su interés personal y, además, "casi este último año he vivido metido en la sede del partido". "No soy solo el gerente sino también el gerente de campaña, el responsable administrador ante el Tribunal de Cuentas, además de ostentar cargos políticos", ha incidido.
Tras señalar que todos los gastos están "justificados y con facturas", Aldecoa ha argumentado que él y su compañero Gonzalo Pontes son quienes "se tienen que currar todo".
"Algunos tienen interés, llegado un momento de elecciones y congresos, de mover aguas y la pieza más fácil era Arturo Aldecoa", ha indicado, para añadir que lo que se pretende es "llevarse por delante a un montón de gente con experiencia, trabajo acreditado y solvencia política bajo el razonamiento de que hay que cambiar".
Además, ha lamentado el "daño inmenso" que se hace al partido, "no a Arturo Aldecoa; a mí ya me han machacado y estoy crucificado".
TRIBUNALES
Respecto a la posibilidad de que el PP decida acudir a los tribunales, ha reconocido que "sentiría" que ello sucediera, pero se muestra tranquilo y anuncia que defenderá su honor.
Además, ha rechazado la posibilidad de darse de baja del Partido Popular, ya que "soy de ideas concretas y tengo ideas similares al PP", aunque no puede evitar lo que en un momento dado órganos del partido quieran hacer.
Por último, ha recordado que ha pasado con anterioridad por cuatro expedientes disciplinarios y el último tuvo que pedirlo él mismo para defenderse. "Había gente del partido que decía que vendía ordenadores al Ayuntamiento de Bilbao... Se aclaró que era todo falso", ha finalizado.