Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Uno de los guardias civiles era natural de Pamplona y el otro de Burgos

Sáenz había recibido su destino hacía sólo tres días, aunque llevaba en la isla algo más de seis meses. hasta ingresar en la Guardia Civil vivió con sus padres en la capital burgalesa y tenía dos hermanas mayores.

Desde que terminó la Enseñanza Secundaria Obligatoria y tras alcanzar la mayoría de edad intentó en varias ocasiones ingresar en la Policía Nacional pero no logró superar las pruebas.

Con poco más de 20 años ingresó en el Ejército Profesional y prestó servicio durante varios años en la Unidad de Transmisiones I, con sede en la Base militar "Cid Campeador", de Castrillo del Val (Burgos)

Su siguiente paso fue presentarse a las pruebas de la Guardia Civil, que aprobó, y fue destinado a Palma de Mallorca.
Según un portavoz de la familia, Sáenz no tenía miedo al terrorismo e incluso "su primera idea cuando entró en la Guardia Civil era ir a las Vascongadas". Después consiguió el destino en Mallorca y "estaba tan contento que decidió cambiar de idea".

"Los padres de Carlos están destrozados, destrozados", ha asegurado.

Ambos habían ingresado en la Guardia Civil en 2008, por lo que llevaban alrededor de un año prestando servicio en el instituto armado.

La madre de uno de los guardias civiles ha explicado que su hijo, que está de vacaciones estos días, ha logrado hablar por teléfono con varios compañeros del cuartel donde ha ocurrido el atentado y le han dicho que todos estaban "hechos polvo".
Lazos negros
Los amigos en 'Facebook' del guardia civil Diego Salva Lezaun comenzaron este jueves a colgar lazos negros en la red social en señal de repulsa por el atentado terrorista. 
Al menos cuatro de los 163 amigos de Salva Lezaun en esta red social, de la que el joven guardia civil asesinado formaba parte, comenzaron a sustituir esta tarde sus fotografías de perfil por lazos negros en señal de duelo.
En su fotografía de perfil Salva Lezaún aparece vestido con un traje negro con corbata blanca en una instantánea que él mismo tomó frente a un espejo.
Salva Lezaun tenía 27 años, había nacido en Pamplona y era alumno en prácticas de la Guardia Civil. Había ingresado en el Cuerpo el 25 de agosto de 2008 y comenzó a trabajar en Mallorca, como alumno en prácticas, el 31 de enero de 2009.