Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal pide 21 años para un hombre por agresión sexual a dos prostitutas en Santander

Las forzó bajo amenazas, a una de ellas con una navaja
El fiscal pide un total de 21 años de cárcel por delitos de agresión sexual para un hombre que forzó y amenazó a dos mujeres que ejercían la prostitución en Santander, a una de ellas con una navaja. El juicio tendrá lugar el próximo 22 de octubre en la Audiencia Provincial de Cantabria.
Según el escrito de la Fiscalía, el acusado, FM.C., de nacionalidad dominicana y que está en prisión por estos hechos, cometió el primero de los delitos la madrugada del 23 de octubre de 2013, a las 3.45 horas, cuando se desplazó en su vehículo a la calle Castilla, donde acordó un servicio sexual con una prostituta, que se subió al coche, desplazándose al barrio Pesquero.
Una vez allí, el hombre le colocó una navaja y conminó a la mujer a pasarse al asiento de atrás y a hacer "todo" lo que le dijera o la mataba. Le exigió que le practicara una felación, a lo que ella accedió por miedo.
Después, siguió exhibiendo la navaja y la penetró vaginalmente varias veces, al tiempo que la intimidaba con frases como "vas a hacer lo que yo te diga o no vas a volver a ver a tus hijos", o "si no haces lo que yo te diga, te tiro por un acantilado al mar".
Finalmente, sobre las 4.45 horas, el agresor condujo el coche hasta la calle Ruiz de Alda, donde permitió que la víctima se apeara, previa advertencia de que no contara lo ocurrido. La mujer, que no sufrió lesión alguna, denunció los hechos a las 6.30 horas de ese mismo día.
Al día siguiente, sobre las cinco de la madrugada, el hombre cometió su segunda agresión de forma parecida, tras contactar de nuevo con una mujer que ejercía la prostitución en la calle Castilla. Después de acordar un servicio sexual por 30 euros, ella se subió al vehículo y se fueron al barrio Pesquero.
Una vez allí, la víctima le exigió que le pagara por adelantado, a lo que él accedió, para seguidamente exigirle, con actitud "agresiva e intimidatoria" que se desnudara y le hiciera una felación, amenazándola con que "estaba loco" y "tenía una pistola" que utilizaría si no accedía a sus pretensiones, ya que había matado a mucha gente.
Ante la actitud violenta del acusado, la mujer accedió a su petición, y después el hombre la penetró vaginalmente en varias ocasiones sin que ella se opusiera ante el "temor" de sufrir algún daño, llegando a devolverle el dinero que le había pagado.
A continuación, el acusado dejó marchar a la mujer, que no sufrió ninguna lesión y que denunció los hechos a las ocho de la mañana.
El Fiscal imputa al presunto agresor, que se encuentra en prisión provisional desde el 25 de octubre del año pasado, dos delitos de agresiones sexuales. Por el primero, pide la pena de 13 años de prisión y por el segundo, de 8 años. En ambos casos, solicita prohibición de acercarse a ellas a menos de 300 años durante el plazo de 3 años, así como una indemnización de 3.500 euros para las víctimas por daños morales.
Por su parte, la defensa del acusado pide su absolución por considerar que los hechos no son constitutivos de delito, ya que las relaciones sexuales fueron consentidas, aunque al no quedar satisfecho con los servicios prestados, no abonó el precio convenido. Además establece que el acusado presenta un "retraso mental moderado".
El juicio se celebrará el día 22, a partir de las nueve y media de la mañana, en la sala de vistas número Tres de la Audiencia.