Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis hombres y tres mujeres juzgarán a un matrimonio de Pontedeume (A Coruña) por la muerte de un menor

La Fiscalía y la defensa piden la absolución por "legítima defensa" y la acusación 20 años de cárcel
Seis hombres y tres mujeres conformarán el jurado que juzgará, en la Audiencia de A Coruña, a un matrimonio de Pontedeume (A Coruña) por la muerte de un menor que entró a robar en su domicilio en 2011, tras la elección de sus miembros por parte de las partes personadas. A ellos, se suman otras dos mujeres como suplentes.
Tras su elección, para el lunes, día 7, se han fijado la declaración de los acusados. Los días posteriores, tendrá lugar la de los testigos y peritos, mientras que para el día 10 está prevista la lectura de las conclusiones.
El matrimonio está acusado de la muerte un joven de 17 años, F.S.G., que asaltó su domicilio en la madrugada del 10 de julio de 2011. La Fiscalía y la defensa califican los hechos de homicidio, pero solicitan la absolución, alegando "legítima defensa" y "miedo insuperable".
Por el contrario, las acusaciones particulares, en representación de los padres y hermanas del menor, reclaman 20 años de prisión por un delito de asesinato.
RELATO DE LOS HECHOS
Los hechos se produjeron en la noche del 10 de julio de 2011, cuando J.A.F.C., de 68 años, fue alertado por su mujer, M.C.F.G., de 67 años, de que alguien había entrado en la vivienda.
En coincidencia con la defensa, la Fiscalía sostiene que el acusado, "con capacidad visual limitada y sin tiempo a ponerse las gafas" se dirigió a la habitación, a oscuras, donde se hallaba el intruso.
En su calificación provisional, añade que "atemorizado por un mal grave e inminente contra su vida e integridad física y la de su esposa", tomó "para su defensa" un cuchillo con una hoja de 27 centímetros", que le facilitó su mujer.
También sostiene que empezó "a asestar varios golpes con el cuchillo a través de la puerta de la habitación, tras la que trataba de ampararse la víctima", añade. Poco después, el menor salió de la casa, falleciendo en las proximidades.