Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez impone una fianza de 1,8 millones de euros al ex alcalde de Boadilla

El ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, se ha negado a hacer declaraciones ante los medios de comunicación. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
El juez instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha impuesto una fianza de 1,8 millones de euros al ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero, por responsabilidad civil. Esta es la fianza más alta impuesta hasta ahora a los imputados en la trama de Correa.
La fianza pretende cubrir las posibles responsabilidades económicas que pudieran derivarse del caso. El magistrado acusa a González Panero de los delitos de asociación ilícita, cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, blanqueo de capitales y falsedad.
González Panero se ha negado a declarar tras mantener una reunión con el juez Pedreira de 35 minutos. "Hay un secreto de sumario que además en muchos casos no se está cumpliendo y yo no lo voy a romper", ha dicho a la prensa a su salida del tribunal.
Hasta ahora, la fianza más alta era la de un millón de euros fijada al ex concejal del PP en Boadilla del Monte (Madrid) José Galeote, padre del eurodiputado de este partido Gerardo Galeote.
Pedreira también impuso una fianza de 955.000 euros al diputado del PP en la Asamblea de Madrid Benjamín Martín Vasco y de 750.000 euros al ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo.
Contabilidad B
Según el auto de imputación del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en una reunión entre Martín Vasco y los líderes de la trama, Francisco Correa y Pablo Crespo, se habló de las entregas de cantidades de dinero a González Panero, entre otros.
En la contabilidad de la Caja B de la trama se recogen esos supuestos pagos, que ascienden a un importe de 510.000 euros, realizados a través del vicepresidente de la empresa municipal de suelo y vivienda de Boadilla del Monte, Tomás Martín Morales, hombre de confianza de González Panero.
Según Garzón, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte habría participado en la adjudicación directa de contratos a la empresa de Correa Town Consulting SL, la actual Easy Concept Comunicación SL, así como en la adjudicación del proyecto de la construcción de la ciudad deportiva de Boadilla del Monte a la empresa Hispánica.
González Panero fue uno de los primeros imputados en este caso por el juez de la Audiencia Nacional y tras su imputación renunció, junto al número dos de su lista, al cargo de alcalde de Boadilla del Monte y a su militancia en el PP el 10 de febrero.
El ex regidor de la localidad madrileña tampoco declaró ante Garzón y dijo que lo haría cuando se dilucidara qué tribunal era finalmente competente en esta investigación, por lo que el juez de la Audiencia Nacional le impuso comparecencias semanales en el Juzgado hasta que se inhibió del caso a favor de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia al haber diputados autonómicos implicados