Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La doctrina Botín, principal baza de la defensa de la infanta Cristina

El 11 de enero pasará a la historia como el día que vimos a una infanta sentada en el banquillo, enfrentándose a una petición de 8 años de cárcel por dos delitos fiscales. La primera jornada, de cuestiones previas, se ha centrado en la petición de su defensa y de la Fiscalía de que se aplique la doctrina Botín, la que dice que no se debe juzgar a nadie sólo con la acción popular. La Fiscalía y el abogado de la infanta, han defendido esa tesis frente a la propia acusación popular, el sindicato Manos limpias, y a los autos del juez Castro, el instructor que envió a Cristina de Borbón al banquillo.