Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez quiere más informes sobre Julián Muñoz antes de resolver sobre su libertad condicional

No obstante, su letrado dice que intentará que salga de prisión pronto al tener concedido el tercer grado penitenciario
La autorización de la libertad condicional al exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz no será inminente, pero sí podría serlo su salida de prisión. El juez de Vigilancia Penitenciaria quiere tener más informes médicos antes de resolver sobre esa libertad; pero el letrado Antonio José García Cabrera entiende que ya se pueden adoptar medidas para acelerar la salida de la cárcel, al tener concedido el tercer grado penitenciario.
La junta de tratamiento de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre ha remitido al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria la propuesta de la libertad condicional para el exalcalde marbellí, después de que la Audiencia de Málaga confirmara la pasada semana la concesión del tercer grado penitenciario por tener una enfermedad muy grave con padecimientos incurables.
Según el letrado, de Lemat Abogado, el juzgado ya tiene el expediente de propuesta de la libertad condicional, remitido por la prisión malagueña de Alhaurín de la Torre tras la propuesta aprobada en junta de tratamiento; pero "está incompleto, faltan informes médicos y el juez ha manifestado que tiene que estar completo antes de resolverlo", ha manifestado.
"La situación es que él está en tercer grado de forma firme, pero no en libertad condicional, que sería un grado superior, que tiene que autorizarlo el juez y hasta que no esté completo no va a resolver", ha señalado el abogado.
Fuentes judiciales han precisado en declaraciones a Europa Press que el magistrado, de acuerdo con la Fiscalía, ha pedido una serie de diligencias complementarias, sobre todo informes médicos al centro penitenciario y estudios forenses sobre el estado de salud de Muñoz, antes de decidir sobre la libertad condicional.
Fuentes de la Fiscalía han asegurado que se estudiará a fondo "y con tranquilidad" el expediente remitido por la prisión, igual que se hace en todos los casos de libertad condicional, eso sí, una vez que se complemente la información necesaria.
Esa libertad condicional supondría que Muñoz no tendría que ir a dormir a ningún centro penitenciario, sino que se le realizaría un seguimiento y citaciones periódicas.
No obstante, García Cabrera ha señalado que la salida de prisión de Muñoz podría ser en cualquier momento, ya que al estar en tercer grado, es la cárcel "la que tiene que adoptar las medidas que entienda correctas en función de la resolución que se ha dictado" por parte de la Audiencia de Málaga, que confirmó ese régimen de semilibertad por tener una enfermedad muy grave con padecimiento incurable.
El abogado ha incidido en que se insistirá con la cárcel en este sentido y en que "vamos a intentar que salga lo antes posible, entre otras cosas porque él está en una situación de mayor estrés todavía al percibir que podría estar disfrutando de esos beneficios que ya tenía que haber disfrutado hace meses".
"Demorar su salida aún más nos parece más inhumano, por eso vamos a intentar que sea lo antes posible", ha precisado, de forma que se haga efectivo el tercer grado que ya tiene concedido, y que supondría, por ejemplo, ir sólo a dormir a un Centro de Inserción Social (CIS) o tener un control telemático.