Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal general admite que la investigación sobre Pujol está "en fase embrionaria" a la espera de Hacienda y Andorra

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ha señalado que la investigación sobre el supuesto fraude fiscal de la familia de Jordi Pujol se halla en una "fase embrionaria" a la espera de recibir informes de la Agencia Tributaria y las comisiones rogatorias a Suiza.
En declaraciones en el Congreso, donde ha entregado la última Memoria Anual de la Fiscalía, Torres Dulce ha señalado que, de momento, la Fiscalía Anticorrupción ha procedido a concretar los tipos delictivos que podrían haberse vulnerado a raíz de la confesión de la fortuna oculta del expresidente de la Generalitat.
Según ha explicado, en la causa abierta en Barcelona, Anticorrupción está esperando el informa de la Agencia Tributaria y las comisiones rogatorias a Andorra. "Hemos marcado el terreno de juego del procedimiento, que en este momento está en un estado embrionario".
Paralelamente,, la Fiscalía ha apoyado la continuación de las investigaciones en la Audiencia Nacional, donde se ha apoyado la admisión de la denuncia de Podemos, y tiene sus propias diligencias sobre Oleguer Pujol Ferrusola, otro de los hijos del histórico líder de CiU.
Eso sí, ha insistido en que este tipo de delitos requieren fundamentalmente "información y documentación", y eso reside en las informaciones de tipo tributario que todavía no se han recibido.
"En primer lugar, hay que limitar muy precisamente cuál es el terreno de juego procesal, el objeto que tratamos de investigar, para evitar inquisiciones generales que prohíbe la Constitución y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, y luego hemos de actuar con imparcialidad y respetando la presunción de inocencia y el derecho de defensa --ha argumentado--. En la medida en que podemos establecer estas prioridades, tenemos marcado el terreno".