Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El fiscal general pide tiempo para investigar "las posibles irregularidades" en las donaciones a partidos

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha pedido este miércoles tiempo para investigar "las posibles irregularidades" que el fiscal del Tribunal de Cuentas ha detectado en las donaciones a algunos partidos políticos que se desprende del informe de fiscalización de los ejercicios 2009, 2010 y 2011.
Tras entregar al presidente del Congreso, Jesús Posada, el Libro Blanco del Ministerio Fiscal, Torres-Dulce ha contestado así al ser preguntado por la solicitud del fiscal del Tribunal de Cuentas, Olayo González Soler, de abrir procedimientos sancionadores a las formaciones políticas y fundaciones afines que hayan incurrido en infracciones de la Ley de Financiación de Partidos, tras haber detectado irregularidades en las donaciones por valor de 11,4 millones de euros.
QUE SE LE DEJE TRABAJAR
El titular del Ministerio Fiscal ha pedido "dejar trabajar con absoluta autonomía" al fiscal del órgano fiscalizador que ha examinado la documentación y esperar a que extraiga las conclusiones derivadas de ese estudio antes de emitir una opinión al respecto.
Torres-Dulce ha explicado que lo único que hasta el momento ha hecho el mencionado fiscal ha sido advertirle de esas "posibles irregularidades" y de que las estaba estudiando. "Por tanto --ha insistido--, yo no me voy a pronunciar hasta no tener un conocimiento cabal y exacto de cuáles son las conclusiones a las que finalmente llega".
El fiscal general del Estado ha dicho tener "el máximo respeto" por el Tribunal de Cuentas, de cuyo Pleno forma parte el fiscal, y ha reiterado la conveniencia de que se deje trabajar a su representante en ese órgano en el ámbito de su propia competencia. "Las consecuencias ya se verán cuando acabe de perfilar el estudio", ha apuntado.
NO LE PREOCUPA SI HAY O NO PRECEDENTES
En este punto, y preguntado sobre si hay precedentes de este tipo de actuaciones, Torres-Dulce ha restado importancia a si los hay o no apuntando que "nunca" le preocupan los precedentes, sino los consecuentes, es decir, que la Fiscalía actúe "siempre" atendiendo "estrictamente" las exigencias de imparcialidad y legalidad que exigen las leyes y la Constitución.
"Que haya o no precedentes no tiene ningún significado salvo que en este momento el fiscal jefe del Tribunal de Cuentas ha detectado ciertas actuaciones que merecen una consideración especial", ha concluido.