Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La izquierda abertzale defiende un proceso "en ausencia total de violencia"

La izquierda abertzale ha dado por concluido su debate interno y ha plasmado sus conclusiones en un documento en el que reitera su compromiso con el "uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos" para desarrollar un "proceso democrático en ausencia total de violencia y sin injerencias".
La izquierda abertzale ha informado hoy, en un comunicado, de que este fin de semana ha realizado asambleas territoriales en Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra en las que se ha ratificado la resolución "Zutik Euskal Herria" (Euskal Herria en pie), que contiene las conclusiones de su debate interno.
En estas cuatro provincias, la izquierda abertzale ha reunido a cerca de 600 militantes en representación de los más de 270 pueblos en los que se ha desarrollado su proceso de debate en los últimos meses.
Aunque el documento íntegro se publicará mañana a través de internet, este sector político ha explicado que sus líneas maestras consisten en abordar el "cambio político" en Euskadi "por medio exclusivamente de la lucha de masas, institucional y política", a través de un "proceso democrático" sin violencia.
"Nos reiteramos en el compromiso en el uso de vías y medios exclusivamente políticos y democráticos", ya que sólo éstos "hacen posible la necesaria activación popular y la unidad de acción de las fuerzas democráticas y progresistas del país", han señalado.
Esta unidad constituye, para la izquierda abertzale, la "garantía, motor y eje de tracción de la apertura y avance del proceso democrático", que deberá desarrollarse "en ausencia total de violencia y sin injerencias, rigiéndose el diálogo y la negociación entre las fuerzas políticas por los principios del senador Mitchell".
Los principios Mitchell, aplicados en el proceso de paz irlandés y a los que ya aludió la izquierda abertzale en la declaración de Alsasua el pasado 14 de noviembre, incluyen el compromiso de no utilizar las armas o la amenaza de la violencia para influir en el devenir de las negociaciones entre los partidos, así como el desarme de las organizaciones armadas.
Según las conclusiones de la izquierda abertzale, Euskal Herria se dirige a una "fase de cambio político" para lograr un "marco democrático que ofrezca las suficientes bases para que todos los proyectos políticos sean defendibles y materializables", lo que derivará en una "paz estable y duradera".
"Asumir la apuesta de materializar el cambio ha exigido y exige cambios también en nosotros mismos", reza el texto.
Para este sector político, la oportunidad de "un cambio político verdadero" está abierta "de par en par", por lo que el desafío "consiste en cruzar esa puerta abierta tras décadas de lucha y trabajo".
Para lograrlo apuesta por "una amplia acumulación de fuerzas por medio exclusivamente de la lucha de masas, institucional", lo que constituye "la base para llevar al Estado al terreno de la confrontación libre y democrática de ideas y proyectos políticos".
Por último, la izquierda abertzale hace un llamamiento a la sociedad vasca y al conjunto de fuerzas "progresistas, demócratas y populares" del País Vasco a "unir fuerzas para hacer este proceso irreversible", al tiempo que apela a la comunidad internacional para que lo "acompañe".