Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La izquierda abertzale apuesta en exclusiva "por vías políticas y democráticas"

Los portavoces de la izquierda abertzale Txelui Moreno y Karmele Aierbe durante el acto en el que han hecho pública, en Pamplona, una nueva declaración en la que apuesta por la acumulación de fuerzas políticas y sociales como "única garantía" de un "proceso democrático" que en su opinión sólo puede desarrollarse "por las vías políticas y democráticas". Foto:EFEtelecinco.es
Tras la presentación en la localidad navarra de Alsasua del documento "Un primer paso para el Proceso Democrático: principios y voluntad de la Izquierda Abertzale", ha tenido lugar durante los últimos meses un periodo de debate y reflexión interna que ha culminado ahora con la declaración titulada "Tras las conclusiones, el camino y los pasos. La Izquierda Abertzale, en marcha".
En esta declaración, presentada hoy en conferencia de prensa por los portavoces de la izquierda abertzale Txelui Moreno y Karmele Aierbe, se señala que el "cambio de ciclo" que se abre ahora "concierne también a las formas y métodos de lucha".
Así, agrega el documento, "el proceso de liberación nacional y social debe basarse en la actividad exclusivamente política, y tomar como únicos instrumentos la lucha de masas, la lucha institucional y la lucha ideológica, la modificación de la correlación de fuerzas y la búsqueda del apoyo internacional".
La izquierda abertzale aboga por una negociación entre ETA y el Gobierno español, que a su juicio debe versar sobre "la desmilitarización del país, liberación de presos y presas políticas vascas, vuelta de exiliados y exiliadas, y un tratamiento justo y equitativo al conjunto de víctimas del conflicto".
Sin embargo, indica, la experiencia es que, ante los desacuerdos, la estrategia ha sido, por parte del Estado, la "activación represiva" y, por parte de ETA, "la reanudación de las acciones armadas", lo que "lejos de solucionar los bloqueos en el diálogo, no ha hecho sino producir un bloqueo superior, que ha llevado a las partes a posiciones alejadas de la solución y a un escenario de colapso".
Este esquema, agrega el documento, "debe ser superado" y en esa dirección los denominados "principios Michell" se convierten "en el marco de referencia que permite la superación eficaz de los obstáculos".
La izquierda abertzale muestra finalmente su "total disposición" a iniciar una dinámica que permita "el diálogo y la negociación en igualdad de condiciones entre todas las fuerzas políticas vascas", con el objetivo de lograr un acuerdo político para la constitución de "un marco democrático por el cual la ciudadanía pueda decidir libre y democráticamente sobre su futuro sin otro límite que la voluntad popular".