Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La izquierda 'abertzale' plantea por primera vez un proceso sin ETA

El histórico dirigente de la izquierda abertzale Rufi Etxeberria ha asegurado que el "proceso democrático" por el que apuesta el movimiento tiene como condición la ausencia de violencia, lo que significa que debe llevarse a cabo "sin actividad armada de ETA". En el adelanto de una entrevista en la página digital de Berria, que se hará pública el domingo, Etxeberria ha asegurado que la izquierda abertzale apuesta por llegar "hasta la meta" en su proceso para un "cambio político" y un "nuevo marco" desde la convicción de que se dan "las condiciones" para ello.
Y el proceso, según Etxeberria, debe realizarse en ausencia de violencia por todas las partes. "Para el desarrollo del proceso democrático establecemos una condiciones concretas, y como entre esas condiciones planteamos que se tiene que desarrollar sin violencia, por lo tanto se plantea sin actividad armada de ETA, por supuesto", ha asegurado. "Decimos que sin ninguna violencia, esto es, sin actividad armada de ETA, pero de la misma forma sin violencia ni injerencia del Estado", ha añadido.
A su juicio, tras el proceso de reflexión de la izquierda abertzale es el gobierno español el que tiene que mover ficha. "Ahora les toca al resto dar pasos y en concreto al Estado español le corresponde coger un compromiso democrático con Euskal Herria de una vez, para entrar en un proceso que lleve a un proceso democrático, y que en ese sentido acepte los principios Mitchell", ha manifestado Etxeberria, en alusión a las premisas que se usaron en el proceso de paz de Irlanda del Norte.
Rufi Etxeberria asumió también un papel destacado en las conversaciones del último alto el fuego de ETA. Ha cumplido ya cuatro años de prisión por la causa en la que se investiga la subordinación abertzale a ETA y la financiación de la banda. El juez Garzón le arrestó el pasado 13 de octubre , junto al ex dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi y el ex líder del sindicato LAB Rafa Díez Usabiaga, acusado de intentar reconstruir la formación ilegalizada a través de una nueva organización, Bateragune. Sin embargo, el magistrado finalmente le dejó en libertad al comprobar que Etxeberria se encontraba en prisión mientras se tramaba el nuevo diseño político.
La izquierda abertzale dio a conocer el pasado martes el documento que recoge las conclusiones de su periodo de reflexión, un texto que las fuerzas democráticas consideraron insuficiente porque no hacía ninguna alusión a ETA ni contenía ningún llamamiento a la banda terrorista a abandonar las armas.