Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

50 jefes de ETA han sido detenidos en Francia

Ibon Gogeascoetxea Arronategui, uno de los máximos responsables de la organización terrorista ETA, última detención de un número uno de la banda en Francia. Foto: EFEtelecinco.es
Las principales operaciones contra la dirección de ETA desde mediados de los años ochenta se han desarrollado en Francia, donde han sido detenidos al menos 50 responsables de la banda entre "números uno" y encargados de los aparatos "militar", de "comandos", "político", "logístico" y "financiero".
Este domingo ha sido capturado en la zona francesa de la Baja Normandía el considerado en estos momentos jefe del "aparato militar" y máximo responsable de ETA, Ibon Gogeascoetxea, junto a otros dos terroristas: Beñat Aguinagalde y Gregorio Jiménez Morales.
Entre otras operaciones de las autoridades francesas, en colaboración con las españolas, el 29 de marzo de 1992, en una de las acciones policiales más importantes contra ETA, fueron detenidos en Bidart los entonces máximos dirigentes de la banda: Francisco Múgica Garmendia, "Pakito"; José Luis Alvarez Santacristina, "Txelis", y José María Arregui Erostarbe, "Fiti".
Eran presuntos responsables del aparato "militar", "político" y de "logística", respectivamente, y formaban el grupo "Artapalo".
Dos meses después, el 31 de mayo, eran arrestados en Bayona los supuestos sucesores de la anterior dirección: Ignacio Bilbao Beascoechea, "Iñaki de Lemona", y Rosario Picabea, "Errota".
Durante 2001 fueron arrestados los presuntos responsables "militar", Francisco Javier García Gaztelu, "Txapote", y "logístico", Asier Oyarzábal, así como uno de los cabecillas "políticos", Vicente Goikoetxea, "Willy".
El 3 de octubre de 2004, ETA sufrió el golpe más importante desde 1992, con la detención en Salis-de-Béarn de Mikel Albisu, "Mikel Antza", considerado el líder de la banda y máximo dirigente del aparato político.
Junto a él cayó su compañera Soledad Iparragirre, "Anboto", responsable de los comandos "legales" durante años y a quien se atribuía la gestión del llamado "impuesto revolucionario".
El 20 de mayo de 2008, la Policía francesa, en una operación conjunta con la Guardia Civil, detuvo en un apartamento de Burdeos a Francisco Javier López Peña, considerado como el "número uno" de ETA, y a dos etarras más.
En la madrugada del 17 de noviembre de 2008, la Policía francesa, en colaboración con la Guardia Civil, detuvo a Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", supuesto jefe "militar" de ETA, en las proximidades de Cauterets.
El 8 de diciembre de 2008 Aitzol Iriondo, considerado el sustituto de "Txeroki", fue detenido en Gerbe, en las proximidades de la localidad francesa de Tarbes, en una operación en la que también fueron arrestados otros presuntos etarras.
El 18 de abril de 2009, la Gendarmería francesa, en colaboración con la Policía Nacional, detuvo al encargado "militar" de la banda terrorista Jurdan Martitegi en la localidad francesa de Montauriol.
El 19 de octubre de 2009 fue apresado el supuesto dirigente etarra Aitor Elizarán Aguilar y su acompañante Oiana Sanvicente Sáez de Zerain, en un aparcamiento de la localidad de Carnac, en Bretaña.
Según fuentes de la lucha antiterrorista española, Elizarán era, en el momento de su detención, el "número dos" de ETA, codirigía el "aparato político" de la banda y tenía como misión dar instrucciones a la izquierda radical vasca.
En la década de los ochenta fue apresado en San Juan de Luz el "número 1" Domingo Iturbe Abasolo, deportado a Gabón, desde donde se trasladó a Argelia, donde murió accidentalmente, y en 1989 fue arrestado en las cercanías de Bayona el máximo responsable José Antonio Urritikoetxea, "Josu Ternera".