Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Vosotros me habéis jodido la casa y ahora yo voy a hacer lo mismo con la vuestra"

Un vecino afectado por la explosión de la bomba que ETA colocó el lunes en Lazkao ha atacado con una maza la herriko taberna de este municipio, en la que ha causado daños de consideración. "Me han reventado la casa, yo nunca habia hecho nada asi", pero insitía "vosotros me habéis jodido la casa y ahora yo voy a hacer lo mismo con la vuestra'". El joven, que fue detenido por la Ertzaintza tras los altercados, se encuentra en Peníscola con sus padres tras haber quedado en libertad. Mientras, en la localidad guipuzcoana han aparecido varios carteles amenazantes y la izquierda abertzale ha convocado para esta misma tarde una manifestación.
El suceso tuvo lugar a media mañana del martes, poco después de una concentración de condena celebrada ante el Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana. El Departamento vasco de Interior confirmó que un hombre, cuya edad no se facilitó, acudió a la sede de la izquierda abertzale de Lazkao provisto de una maza, con la que causó importantes daños tanto en el exterior como en el interior del local. 
El vecino, cuya vivienda sufrió daños por la bomba colocada por ETA, rompió todos los cristales exteriores del local, tanto los de la puerta de acceso como los de un ventanal. Una vez dentro, el hombre destrozó una televisión, una vitrina de cristal y un dispensador de cerveza y quitó las pancartas y carteles que se encontraban en el establecimiento.
Tras los hechos, agentes de la Ertzaintza procedieron a su detención, mientras la cual el vecino aseguraba que "nunca había hecho algo así" por lo que pidió disculpas a sus padres "Lo siento por mis padres, lo siento" decía a las puertas del local abertzale.
A media tarde, el vecino quedó en libertad a la espera de pasar a disposición judicial.
Concentración silenciosa
Poco antes más de un centenar de vecinos y dirigentes de los partidos democráticos participaron en la concentración convocada por el Ayuntamiento. Los concentrados permanecieron en silencio durante diez minutos en la plaza situada frente al Ayuntamiento y, tras dar por concluida su protesta con un aplauso, el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, puso de relieve que volverán a levantar la Casa del Pueblo destruida por ETA en plena campaña electoral. MLS / EPF